Sanidad recortará unos 20 millones de euros con medidas de personal y compras

Operación
GETTY
Actualizado 30/05/2010 12:21:36 CET

SANTANDER, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Cántabro de Salud tiene previsto ahorrar unos 20 millones de euros, lo que supone la tercera parte de su presupuesto, actuando en las políticas de gestión de personal y en las de compras y farmacia.

El principal ahorro, casi la mitad, unos diez millones de euros, se conseguirá con las políticas de personal, según manifestó a Europa Press el director gerente del Servicio Cántabro de Salud, José María Ostolaza.

Según detalló, se incidirá en las medidas relacionadas con las incapacidades temporales, tras detectarse que superan los indicadores que se producen en el sector privado; y también se "ajustará" más en las sustituciones, vacaciones y permisos.

Asimismo, se producirá una reorganización de las guardias, dentro del objetivo de conseguir un funcionamiento de la sanidad "completamente diferente y más eficiente".

Por su parte, se estima que una cuarta parte del ahorro, es decir, unos cinco millones, será posible gracias a las medidas relacionadas con los fármacos, la misma cantidad que se espera recortar desarrollando una política de centralización de compras.

Ostolaza explicó que este ahorro será una tercera parte de lo contemplado en el Plan de Reequilibrio Financiero del Gobierno de Cantabria, que tiene el objetivo de lograr el ahorro de 60 millones de euros.

Esta tercera parte es en proporción a lo que supone la sanidad en los presupuestos autonómicos cántabros, señaló Ostolaza, quien recordó que la cantidad con la que cuentan las políticas sanitarias este año ronda los 800 millones de euros, de los que estos 20 millones de ahorro representan apenas un 2,5%.

El gerente del SCS remarcó que estos ahorros se consiguen sin hacer "recortes" en los servicios, y opinó que son objetivos que "se pueden cumplir" sin tener que recurrir a medidas "muy agresivas" porque responden a unos planteamientos "muy razonables".

No obstante, admitió que estas medidas, sobre todo las relacionadas con el personal, pueden crear "cierta crispación" entre los trabajadores de la sanidad cántabra, aunque consideró que será "menor" que la que siente el colectivo de funcionarios.

Por otra parte, Ostolaza subrayó que las disminuciones en las 'peonadas' de los quirófanos por las tardes obedecen a la tendencia a una "reducción constante" de esta práctica, dentro de un programa de reducción puesto en marcha desde el año 2007 que es "irreversible" al corroborar que era un método que no resultó "todo lo eficiente que pensábamos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies