Sanidad recuerda a los ciudadanos las recomendaciones para protegerse del exceso de calor

 

Sanidad recuerda a los ciudadanos las recomendaciones para protegerse del exceso de calor

Calor
EUROPA PRESS
Actualizado 28/07/2012 12:37:09 CET

Se mantiene activo hasta el 15 de septiembre el plan preventivo contra los efectos del incremento de las temperaturas en la salud

SANTANDER, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Salud Pública recuerda a los ciudadanos la serie de recomendaciones que deben tener en cuenta para evitar los efectos negativos sobre la salud que puede generar el exceso de calor debido a la época estival.

Salud Pública ha advertido este sábado de la importancia de seguir estos consejos especialmente entre los grupos de riesgo, por ser más sensibles. Se incluye en esta categoría a las personas mayores, sobre todo si viven solas o son dependientes, enfermos o que están tomando determinados medicamentos, las personas con facultades mentales disminuidas, las que consumen drogas y/o alcohol, los lactantes y menores de cuatro años, las personas con obesidad excesiva, las que viven solas, en la calle y/o en condiciones sociales y económicas desfavorecidas, y los deportistas y trabajadores con exigencia física elevada o expuestos al sol.

Beber mucho agua, permanecer en lugares frescos, realizar comidas ligeras, evitar actividades en el exterior o, en caso de ser necesario, practicarlas a la sombra o protegidos del sol, no dejar solas a personas que son incapaces de tomar por si solas medidas de protección o consultar al médico en caso de enfermos crónicos o que estén tomando medicamentos son los principales consejos que se recomienda a los ciudadanos para evitar problemas de salud.

Un año más, la Dirección General mantendrá activo hasta el 15 de septiembre este plan preventivo que incluye la distribución de información en centros de salud, de mayores y de infancia.

Cantabria no se halla entre las comunidades autónomas con alto riesgo de registrar una ola de calor, que en la región supone situarse en una temperatura máxima de 35 grados y mínima de 22 grados. No obstante, el incremento de la temperatura, unida a niveles altos de humedad, puede generar dificultades en el organismo.

RECOMENDACIONES

En concreto, Salud Pública recomienda beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica. Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.

En los días de intenso calor, permanecer en lugares frescos, a la sombra y si es posible, pasar las horas de mayor calor en algún lugar climatizado. Tomar una ducha o un baño fresco.

Bajar las persianas evitando que el sol entre directamente y no abrirlas cuando la temperatura exterior es más alta. Evitar usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas más calurosas. A partir de los 35 grados en el interior de la vivienda, un ventilador sólo mueve el aire, no lo enfría.

Hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales minerales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos, zumos). Evitar las actividades en el exterior en las horas más calurosas, sobre todo si son intensas.

En el exterior, procurar estar a la sombra, usar ropa ligera y de color claro, protegerse del sol, usar sombrero, gafas de sol y calzado fresco cómodo y que transpire.

Evitar los trayectos en coche durante las horas de más sol. No dejar a los niños solos en vehículos cerrados (ni a animales domésticos). Buscar la sombra al andar por la calle y procurar no salir al mediodía.

No deben quedarse solas las personas mayores o enfermas, las que presentan facultades mentales disminuidas o aquellas que son incapaces de adoptar medidas protectoras sin ayuda; deben ser controladas mediante llamadas telefónicas periódicas o visitadas como mínimo una vez al día por un miembro de su familia, amigo, vecino o por los servicios sanitarios o de cuidados a domicilio, de la comunidad.

Si la persona es muy mayor, toma medicamentos o padece una enfermedad crónica, debe consultar a su médico acerca de las medidas suplementarias que debe adoptar.

PROBLEMAS DE SALUD Y CÓMO ACTUAR

El calor puede producir diversos problemas en la salud, desde irritaciones en la piel, calambres y quemaduras hasta un aumento de la temperatura tal que puede causar la muerte si no se recibe atención médica urgente.

Por ello, Salud Pública recomienda en caso de calambres musculares, que se producen sobre todo mientras se realiza actividad física intensa, descansar en un sitio fresco, beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua, y consultar al médico si los calambres se mantienen más de una hora.

Otro de los principales efectos negativos sobre la salud es el agotamiento por calor que se suele producir después de varios días de calor. La pérdida de líquidos y sales minerales por el profuso sudor es el causante de este problema que si no se corrige puede evolucionar hasta el golpe de calor. Es especialmente grave en ancianos, bebes y personas enfermas.

Los síntomas son sensación de cansancio, debilidad generalizada y desmayo, dolor de cabeza, nauseas, vómitos, pulso débil y rápido, respiración acelerada y piel fría, pálida y húmeda.

Si estos síntomas empeoran o duran más de una hora se debe consultar urgentemente al médico. Además, mientras llega la asistencia sanitaria, se debe poner a la persona afectada a la sombra, en un lugar fresco, tumbada con la cabeza elevada y es recomendable aflojarle la ropa, mojarle con agua fresca y aire mediante un ventilador o abanico.

En caso de golpe de calor o insolación se debe llamar inmediatamente al 112 (servicio de emergencia) o al 061 (urgencias sanitarias) ya que puede provocar la muerte o generar grandes secuelas.

Estos problemas de salud se caracterizan por aumento de la temperatura corporal hasta 40 grados, piel seca, enrojecida y caliente, con dolor de cabeza, nauseas, somnolencia y sed intensa. Puede llevar, además, a confusión, convulsiones y pérdida de conciencia.

Normalmente se produce cuando hay una exposición directa y excesiva a los rayos solares o el calor o se realiza ejercicio físico o se trabaja en ambiente caluroso y húmedo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies