Santander prevé un beneficio neto de 3.600 millones en el primer semestre pese a la compra de Popular

 

Santander prevé un beneficio neto de 3.600 millones en el primer semestre pese a la compra de Popular

Publicado 04/07/2017 8:38:34CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Banco Santander prevé registrar un beneficio neto atribuido de 3.600 millones de euros en el primer semestre, un 24% más que en el mismo periodo del año anterior, sin tener en cuenta la integración de Banco Popular, cuya adquisición supondrá un impacto "muy poco significativo" sobre las ganancias de los primeros seis meses de 2017 , según informó la entidad en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco que preside Ana Botín, no obstante, explica que el incremento se reduce al 14% si se aísla el impacto no recurrente y negativo por importe de 248 millones de euros registrado en el primer trimestre de 2016. Sin tener en cuenta los tipos de cambio, el alza del beneficio atribuido en el primer semestre se reduce al 11%, aislando el impacto no recurrente.

Sin incluir la integración de Banco Popular, Santander pronostica que los ingresos crezcan en torno a un 11% respecto al primer semestre de 2016, impulsados por el margen de intereses y las comisiones, que se estima que crezcan en torno a un 11% y algo más de un 16%, respectivamente.

Excluyendo el impacto del cambio de divisa, Santander proyecta que los ingresos se eleven un 7%, con un alza del 6% en los ingresos por intereses y un avance algo superior al 11% en los ingresos por comisiones.

COSTES

Los costes está previsto que se incrementen un 7% --algo menos del 4% sin tener en cuenta el efecto de los tipos de cambio--, mientras que las provisiones se prevé que se incrementen en un 1%, aunque sin tener en cuenta los tipos de cambio se reducen en torno a un 6% con caídas generalizadas en los principales mercados del grupo a excepción de México y Argentina. En consecuencia, Santander proyecta que el coste del crédito se mantendrá por debajo del 1,2%.

En los primeros seis meses de 2016, el crédito neto a clientes se espera que se incremente en torno a un punto porcentual, con un avance del 3,5% en los depósitos. La entidad cántabra, prevé que la morosidad se sitúe por debajo del 3,6%, frente al 4,3% del año anterior, con una ratio de cobertura del 73% aproximadamente, por encima del 72,5% anterior.

En cuanto al capital, se estima que la ratio CET 1 del grupo sin tener en cuenta la integración de Popular era del 12,2% a 30 de junio, mientras que la ratio de capital total se situó en el 14,9%. Por el contrario, la ratio CET1 'fully loaded' estimada a cierre del segundo trimestre es del 10,7%.

INTEGRACIÓN DE POPULAR

En relación con Banco Popular, entidad adquirida al precio simbólico de un euro el pasado 7 de junio, Santander espera que tenga un impacto "muy poco significativo" sobre el beneficio neto atribuido por importe de 3.600 millones de euros registrado en el primer semestre una vez se complete la integración. Además, Santander indica que los ajustes de la compra de Banco Popular derivan en un fondo de comercio "inmaterial" en el contexto de la operación.

Santander estima que deberá reducir en 7.200 millones de euros aproximadamente el valor de los activos inmobiliarios y crédito a la clientela heredados de Popular. En cualquier caso, de acuerdo con la normativa contable, Santander dispone de 12 meses, hasta junio de 2018, para estimar de manera definitiva el valor razonable de los activos y pasivos de Banco Popular.

Adicionalmente, se espera que Popular aporte, tras los ajustes realizados, créditos netos por importe aproximado de 82.000 millones de euros y depósitos de 65.000 millones de euros, concentrados principalmente en España, lo que representa un nivel aproximado del 10% y 8,5%, respectivamente, del grupo resultante tras su integración con Banco Santander.

Santander también prevé que la tasa de morosidad de Popular se sitúe en el entorno del 20% con una cobertura de aproximadamente el 61% tras los ajustes de la compra. Además, se estima que Banco Popular cuenta con activos inmobiliarios por un importe aproximado de 17.500 de millones de euros brutos que, tras el saneamiento realizado, se reducirían al entorno de 6.500 millones de euros de valor neto contable y una cobertura resultante aproximada del 63%.

Asimismo, la tasa de morosidad y cobertura del grupo resultante tras la integración de Banco Popular se situaría aproximadamente en el 5,4% y algo menos del 70%, respectivamente, y que el importe aproximado de sus activos inmobiliarios en España, teniendo en cuenta el mencionado saneamiento, sería de aproximadamente 11.000 millones de euros de valor neto contable, con una cobertura aproximada del 60%.

La ratio CET1 'fully loaded' a 30 de junio sería de aproximadamente el 10,7%, si Santander completa la ampliación de capital por el importe de 7.072 millones de euros, lanzada este martes.

DIVIDENDO

Por otra parte, la entidad ha anunciado que abonará el primer dividendo a cuenta de los resultados del presente ejercicio el próximo 4 de agosto. El importe será de 0,06 euros por acción y podrán optar a recibirlo los titulares de acciones a fecha de 1 de agosto.

Los titulares de las nuevas acciones representantivas del aumento de capital de 7.072 millones de euros que la entidad acometerá para cubrir el capital de Popular tendrán derecho a percibir este dividendo a cuenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies