Saro (IU) defiende la "restitución" del poder adquisitivo de funcionarios y pensionistas

Actualizado 14/11/2011 14:51:31 CET

SANTANDER, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El candidato al Congreso de los Diputados por IU, Miguel Saro, cree que no pueden ser los empleados de la administración pública ni los pensionistas los que sufran "la resaca" de la crisis, y ha defendido la "restitución" de su poder adquisitivo.

Saro defiende que ni pensionistas ni empleados de la administración pública son culpables de la actual situación y, por tanto, no tienen porque padecer una continua pérdida de poder adquisitivo. En su opinión, es "vergonzoso" que tengan que ser los trabajadores quienes paguen la "borrachera" de los mercados, y que encima los gobiernos se presten a ello "machacando" a sus propios empleados y a los jubilados, afirma el candidato.

De esta manera, Saro denuncia la "campaña de desprestigio" que sufren los funcionarios con el fin de justificar su "continua pérdida" de salario real. "Nos quieren hacer creer que son una especie de parásitos y que, por ello, no pasa nada si se les rebaja el sueldo. Pero, ¿de verdad alguien cree que la educación, la sanidad o las administraciones estarían así si los funcionarios no trabajasen?", pregunta.

Para Saro, "lo único cierto" es que los trabajadores de la administración llevan "más de 20 años perdiendo poder adquisitivo. "Los salarios reales del periodo 1996-2006 sólo crecieron un 0,6%, mientras PP y PSOE fomentaban cubrir la diferencia, a través de sus políticas, con una deuda privada que actualmente nos ahoga", afirma.

Respecto a los pensionistas, el candidato cree "cobarde" la congelación que han sufrido. "Es totalmente inmoral atacar a quienes han estado trabajando y cotizando y ahora se encuentran en una situación de desventaja", añade.

Por todo ello, Saro ha remarcado que en Izquierda Unida defienden la recuperación de la edad de jubilación a los 65 años así como la elevación, tanto del salario mínimo interprofesional como de la pensión mínima, a 1.100 euros mensuales, recordando que en Francia es de casi 1.400 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies