El sector de la dependencia se plantea cancelar los conciertos con la Administración

Dependenica
CEOE
Publicado 25/04/2018 14:56:42CET

SANTANDER, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector de la dependencia de Cantabria se plantea cancelar los conciertos con la Administración y el próximo 3 de mayo trasladará al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, "la situación límite a la que se enfrenta el sector", y demandarán una solución "con carácter inmediato".

Solución que no se ha recibido desde la Consejería "a pesar de los múltiples informes presentados y solicitudes de reunión realizadas durante los tres últimos años".

Más de 70 directores y gerentes que representan a más de 80 centros, 5.200 usuarios y 2.300 trabajadores del sector de la dependencia en Cantabria, sector que agrupa a residencias de mayores, personas con discapacidad, centros de día y transporte adaptado, se han reunido hoy en la sede de CEOE-CEPYME Cantabria para valorar su situación actual que según han señalado, de seguir así, podría llevar al cierre y a la cancelación de conciertos con la Administración por parte de un gran número de las empresas prestadoras del servicio.

Así lo ha trasladado la patronal en un comunicado, en el que ha explicado que los responsables de los centros del sector han manifestado su "indignación y alarma" ante las consecuencias de cuestiones que están "afectando negativamente" al sector como las relativas a la normativa, acreditación, requisitos materiales y funcionales o el número de trabajadores de atención directa e indirecta entre otros.

Lo que están provocando "inseguridad jurídica, falta de financiación y de trabajadores, nula planificación por parte del Gobierno y una tremenda descoordinación socio-sanitaria especialmente sensible en un ámbito del que dependen miles de personas en Cantabria".

La principal conclusión de la reunión mantenida es que el sector de la dependencia, después de una legislatura "publicada a bombo y platillo por el actual Gobierno de Cantabria como la legislatura de la dependencia", se encuentra en una situación "peor que en el año 2011 y al límite de sus capacidades".