Seis detenidos por robar metales y cables de una vivienda deshabitada

Actualizado 20/05/2016 18:07:58 CET

SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a seis personas, tres de ellas menores, que fueron sorprendidas 'in fraganti' cuando intentaban apropiarse de diversos metales, cableado y otros materiales de una casa deshabitada de la zona de General Dávila de Santander, en la que causaron grandes destrozos.

Los detenidos mayores de edad son tres hombres, con iniciales L.D.A., de 32 años; M.M.A. de 31; y S.B.J., de 26, de los que dos tienen antecedentes y fueron puestos a disposición judicial. Los tres menores, de 14, 16 y 17 años, fueron entregados en custodia a sus padres.

Según han informado fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar la tarde del pasado domingo día 15, cuando un ciudadano vio entrar a varios menores en una casa abandonada y, temiendo por su integridad física, avisó al 091.

Al lugar se trasladaron varias patrullas policiales, que encontraron a una persona vigilando fuera de la casa y que, ante su presencia, trató de alertar a alguien que estaba dentro. Al mismo tiempo, se escucharon fuertes golpes que provenían de la parte trasera de la vivienda abandonada, donde sorprendieron a tres individuos con diferentes herramientas forzando la puerta del garaje de la casa.

Al ver a los agentes policiales, todos ellos salieron corriendo e intentaron encerrarse en el interior de un inmueble de cuatro pisos que tenía la puerta forzada, donde fueron interceptados e identificados por los policías.

Los tres sospechosos manifestaron espontáneamente a los agentes que la persona que estaba en el exterior, L.D.A., les dijo que podían entrar en la casa y coger el metal, cables, cañerías, enchufes y otros elementos de la vivienda y para ello habían forzado la puerta. Además, y L.D.A. les había facilitado un candado y una cadena para que la cerrasen después.

Al revisar el interior del inmueble, los agentes comprobaron que éste presentaba multitud de daños y desperfectos ocasionados para sustraer materiales, especialmente en uno de los pisos superiores, donde la pared había sido totalmente picada para sacar las tuberías y arrancar los cables y enchufes.

Durante la inspección se localizó a tres menores en una de las habitaciones.

Los policías detuvieron a los seis sospechosos por un delito de robo con fuerza. Les fueron intervenidos un martillo pilón de hierro, dos destornilladores, una linterna, una cadena y un candado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies