SEO dice que la situación del urogallo cantábrico "puede mejorar" a la vista de la recuperación del escocés

Actualizado 29/12/2009 19:36:54 CET

SANTANDER, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

SEO/BridLife afirmó hoy que la situación del urogallo cantábrico "puede mejorar", tras la "esperanzadora" recuperación de las poblaciones de urogallo escocesas en 2009 siguiendo un planteamiento similar al que lleva a cabo la sociedad ornitológica española.

Según informó SEO, la Royal Society for the Protection of Birds (RSPB), representante de BirdLife International en el Reino Unido, ha anunciado un importante aumento de la productividad de la especie en sus reservas en Escocia, que ha alcanzando los mejores resultados en los últimos 13 años después de las acciones de conservación puestas en marcha.

La RSPB lleva trabajando más de diez años en la conservación y recuperación de aquella subespecie de urogallo que, después de haberse extinguido en Escocia en el siglo XVIII y ser reintroducida en la década de 1830 con fines cinegéticos, había alcanzado una población de hasta 20.000 individuos en 1970. Sin embargo, en un proceso similar al experimentado por la subespecie cantábrica, su población sufrió un dramático declive poblacional hasta situarse en sólo unos 2.000 individuos en 2004.

El trabajo de la RSPB, organización hermana de SEO/BirdLife dentro de la federación de BirdLife International, se ha basado en una importante labor de mejora del hábitat, de reducción de la mortalidad y de reducción del efecto de los competidores.

Todas esas acciones han tenido como objetivo incrementar el éxito reproductor de aquella subespecie de urogallo mediante actuaciones de manejo de los bosques en los que vive para aumentar el hábitat adecuado para la cría de las polladas, como los matorrales de arándano. Además se ha trabajado en reducir la depredación que sufren puestas y polladas, y en reducir la fragmentación de los bosques mediante la creación de pasillos forestales que permitan conectar, a medio plazo, poblaciones aisladas.

Las medidas han dado como resultado una mejora de la productividad (número de pollos que sobreviven por cada hembra) que significa un cambio de tendencia en la evolución reciente de aquella población y, de hecho, se han registrado los mayores valores de productividad en los últimos 13 años, con valores de 1,5 pollos por hembra en la Reserva Natural de Abernethy, aunque a ese incremento puedan haber contribuido también unas condiciones meteorológicas especialmente favorables para la cría en 2009.

SEO/BirdLife, con la colaboración de la Fundación Biodiversidad y la Fundación Iberdrola, lleva dos años desarrollando la campaña de conservación 'El sonido del bosque' con el objetivo de poner en marcha medidas prácticas de manejo forestal que ayuden a mejorar la calidad del hábitat de cría del urogallo cantábrico y a incrementar la productividad de esa población.

Esta campaña se desarrolla actualmente en el Parque Nacional de Picos de Europa, con la colaboración de las administraciones implicadas y otros grupos, y es una "pequeña muestra" del trabajo que, desde el punto de vista de SEO/BirdLife, debería realizarse en toda la Cordillera Cantábrica para intentar recuperar las poblaciones de urogallo aplicando actuaciones de conservación prácticas y realistas.

El 12 de diciembre, en la 'II Jornada sobre el urogallo cantábrico', organizada por SEO/BirdLife en el marco de la citada campaña, expertos en la especie ya coincidieron en que, si se la quiere salvar del peligro de extinción, hace falta actuar con urgencia sobre su hábitat y sobre los factores de amenaza conocidos.

Además, en su opinión, esos esfuerzos deben ir dirigidos a aumentar la productividad y, aunque ya diversas administraciones están trabajando en esa línea, se insistió en que se deben tomar medidas encaminadas a la protección y mejora de los hábitats, a reducir la densidad de sus competidores, como son el ciervo y el jabalí, así como a disminuir el efecto de la depredación sobre las polladas, de manera coordinada y decidida.

Ese planteamiento es el mismo de los trabajos que se están desarrollando en Escocia y también se aplican modelos similares en los Pirineos franceses, y, en ambos casos, parecen empezar a ofrecer resultados alentadores lo que anima aún más a SEO/BirdLife a continuar en esa línea.