Serna dice que la evaluación externa de los escolares cántabros "cuesta menos que dos liberados sindicales"

Miguel Ángel Serna
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:02:02 CET

Afirma que las críticas de STEC tienen como único objetivo "la cacerolada, el velatorio" y "zumbarse al consejero"

SANTANDER, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, ha afirmado este viernes que la contratación de una empresa privada para realizar una segunda prueba de evaluación homologada internacionalmente entre los escolares de Cantabria costará a la comunidad "menos que dos liberados sindicales".

Además, ha denunciado la actitud "un tanto estalinista" de los que han aireado que detrás de la empresa "hay dos o tres personas del Opus Dei", y ha afirmado que las críticas vertidas por el Sindicato de los Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC), que "ha puesto el grito en el cielo", tienen como "único objetivo" la "cacerolada, el velatorio" y "zumbarse al consejero", que ha advertido que tiene "buenas espaldas".

A preguntas de la prensa, Serna ha reconocido que no acaba de entender por qué STEC está en contra de una evaluación externa del sistema educativo y al hilo se ha preguntado "qué trata de ocultar" y "a qué tiene miedo" este sindicato.

Ha asegurado que su objetivo es "mejorar la calidad de la enseñanza" y sus resultados, donde ha enmarcado esta prueba externa, como también lo es el Informe Pisa, ha recordado, así como que fue un Gobierno socialista el que decidió ampliarlo para tener información de todo el sistema educativo.

Este informe ha revelado que los resultados de los alumnos cántabros son "peores" que los de la mayoría de comunidades del Norte de España, aún cuando la inversión por alumno es mayor en la región.

Tras "hablar" con técnicos de la Administración para ver "qué podemos hacer" para conocer las razones y poder tomar medidas "con suficiente antelación", el consejero supo que en Madrid y País Vasco había contratado a la Fundación Europea Sociedad y Educación, que en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid y la empresa australiana que elabora los Informes Pisa, ha desarrollado una metodología "única, homologada internacionalmente", que permite anticipar los resultados y hace un diagnóstico de las medidas que sería necesario implementar con antelación para mejorar los resultados.

Se trata de una prueba que utiliza una muestra de alumnos y que tiene un coste económico "reducido: menos de lo que cuestan dos liberados sindicales", ha dicho Serna, que ha concretado la cifra en 80.000 euros, aunque podría ser menor porque aún se está negociando.

"Si STEC tiene alguna empresa que preste este servicio homologado internacionalmente que nos lo diga... Es la única que está homologada", ha subrayado, especificando que se trata de unas pruebas Pisa adaptadas a los alumnos de cuarto de Primaria y Segundo de la ESO.

Además, ha dicho que para él "sería un delito" investigar "quién está detrás de esas empresas", que es que ha hecho STEC, según Serna. "Que STEC diga que hay dos o tres señores del Opus Dei trabajando en esa fundación... Yo he sido el primer gerente de la Fundación Leonardo Torres Quevedo. ¿Porque yo fuera el primer gerente esa fundación no podría contratar con la Administración? No acabo de entender esta actitud un tanto estalinista de mirar quién está detrás; la Administración no puede hacer eso", ha subrayado.

Al respecto, ha afirmado que la Consejería no sabía que había personas del Opus Dei en la Fundación Europea Sociedad y Educación. "¿Cómo lo va a saber?", se ha preguntado, y ha considerado que lo que implicaría saberlo es "propio de un regimen autoritario".

"Si yo soy gerente de la Fundación Torres Quevedo y soy del Opus Dei ¿quiere decir que esa fundación está ligada al Opus Dei?. Es una fundación de la Universidad de Cantabria. ¿Quién está detrás de una empresa privada? Pues no lo sé", ha reiterado.

"Es todo un tal sin razón que el único objetivo que tiene es la cacerolada, los velatorios y las manifestaciones. A mí lo que me preocupa es mejorar el sistema de calidad y al STEC las caceroladas, los velatorios, las manifestaciones y zumbarle cuanto más al consejero. Gracias a Dios tengo buenas espaldas", ha declarado.

Al respecto ha advertido que "no están haciendo un favor a la educación en Cantabria con esta actitud reivindicativa, con estas huelgas; no creo que sea el mejor mensaje si realmente se quiere defender la enseñanza pública. Y tampoco creo que sea un buen mensaje oponerse a que a uno le evalúen externamente".

Ha explicado que el Gobierno solicita un servicio y las empresas hacen la oferta. "Y si solo hay una empresa, se negocia con ella hasta conseguir el mejor precio, que es lo que están haciendo los servicio técnicos", ha apuntado, rechazando así que el contrato ya esté adjudicado.

Serna ha insistido en que lo que no pueden pretender STEC y otros sindicatos a los que ha "arrastrado" el primero en la misma dirección es que el Gobierno "no tenga entre sus prioridades mejorar el sistema y lo que queramos es que todo siga igual". "Nuestros resultados no son buenos, son muy mejorables, el dinero que estamos destinando es muy significativo y tenemos derecho a que mejore el resultado académico de los estudiantes", ha subrayado.

Tras asegurar que esta evaluación va a beneficiar al Servicio de Inspección, ha lamentado que se habla de la empresa externa "como si fuera un sacrilegio", cuando Pisa también está realizado por una empresa externa. "Si el País Vasco puede contratarlos, ¿por qué no esta Administración", ha concluido.