De la Serna pide que no se "ningunee" a Santander en el proyecto del Reina Sofía

Actualizado 27/04/2016 17:54:35 CET

   "Mal alcalde sería yo si en una cosa que puede hacerse en dos años dejará que se dilatase a cinco", ha dicho

   SANTANDER, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha pedido que "no se ningunee" a la ciudad en el proyecto de la subsede del Museo Nacional Reina Sofía en el antiguo edificio del Banco de España, en el que el Ayuntamiento ha participado "activamente" hasta el momento. "Que no se deje de lado a la ciudad como sucedió desgraciadamente en el día de ayer", ha reclamado.

   Así, De la Serna ha lamentado nuevamente que "nadie", ni de la Secretaría de Estado de Cultura ni del Gobierno de Cantabria, informase ayer al Ayuntamiento de la visita al edificio del Banco de España, que realizaron el secretario de Estado, José María Lassalle, y el consejero de Cultura, Ramón Ruiz, y a la que no asistió ningún representante municipal.

   A preguntas de la prensa, De la Serna ha insistido en que la sede asociada del Reina Sofía es "uno de los proyectos estratégicos" de la capital cántabra y "los plazos son muy importantes", por lo que ha criticado que se haya situado la apertura de aquí a cinco años, ya "fuera de esta legislatura", lo que es "inasumible" para Santander.

   En este tipo de proyectos, ha considerado que "los plazos son un factor muy importante que está a la altura de aspectos como la calidad o los contenidos". A su juicio, "dilatar los plazos desproporcionadamente puede hacer que sus efectos sobre la ciudad y los vecinos sean completamente distintos".

   Como ejemplo de lo que podría suceder de finalmente retrasarse la apertura hasta dentro de cinco años, el regidor municipal ha se ha preguntado qué hubiese pasado en Málaga si "el Centro Pompidou, la Colección del Museo Ruso y el Thyssen, en lugar de haberse plasmado en apenas dos años, hubiera tardado seis".

   "Quién sabe si alguno de los proyectos se hubieran perdido por el camino", ha dicho, al tiempo que ha insistido en que el plazo de cuatro o cinco años apuntado ayer por Lassalle y Ruiz es "inasumible" para la ciudad pero además "no parece razonable ni proporcionado" cuando se trata de acondicionar un edificio de cerca de 4.000 metros cuadrados y en el que no habrá que hacer acciones de protección estructural.

   En este punto, ha señalado que el Centro de Arte Botín ha sido "ampliamente" criticado por sus plazos de ejecución y es un proyecto de "una complejidad mucho mayor, de nueva creación, con infraestructuras añadidas como los pasos inferiores o los jardines y una inversión que mutiplica por 7, 8 o 10 la que se pueda plantear para el Banco de España".

   "NO PUEDE EXTENDERSE MÁS ALLÁ DE DOS AÑOS"

   "A pesar de ello, resulta que a priori va a tardar menos que acondicionar el Banco de España", ha cuestionado De la Serna, que ha reiterado que, en su opinión, la rehabilitación para acoger el proyecto museístico del Reina Sofía "no puede en ningún caso extenderse más allá de dos años".

   Y así lo va a solicitar a las administraciones implicadas en el proyecto, la Secretaría de Estado de Cultura y el Gobierno de Cantabria, a quienes ha solicitado una "reunión urgente" no sólo para hablar de esos plazos anunciados de "manera sorprendente e inesperada" sino también de la inversión de 7 millones estimada para el acondicionamiento porque "parece mucho" y "se sale de cualquier tipo de proporción".

   De cara a la reunión con ambas administraciones, ha indicado que él explicará la "importancia" de este proyecto para Santander y, por ello, "la necesidad de que no se nos ningunee" en ningún momento del proceso del mismo, y escuchará "los planteamientos, argumentos y justificaciones" para haber hablado de esos plazos y ese coste porque, a su juicio, son "injustificables".

   Además, ha destacado "la lealtad institucional" del Ayuntamiento, que la pone "por encima de cualquier otra cuestión", y ha pedido tanto al Gobierno central como al regional que "no se deje de lado a la ciudad como sucedió desgraciadamente en el día de ayer".

   A pesar de esta situación, el alcalde ha asegurado que "no hay ninguna controversia política" sino un plazo "demasiado largo" para el proyecto del Reina Sofía ante el que la ciudad "no puede permanecer impasible". "Mal alcalde sería yo si una cosa que puede hacerse perfectamente en dos años dejará que, por una cuestión que no sabemos muy bien cuál es, se dilatase a cinco años", ha apostillado.

   Al respecto, se ha preguntado que haría el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, si ahora la ministra de Fomento, Ana Pastor, les dijese que el tren de altas prestaciones Santander-Madrid --previsto para 2020 con un coste de entre 500 y 600 millones-- "se retrasase hasta 2035 y incrementase considerablemente su coste". En ese hipotético caso, De la Serna ha augurado que Revilla "defendería a Cantabria, lo mismo que nosotros estamos haciendo aquí". "Estamos defendiendo a Santander", ha añadido.

   ¿ANILLO CULTURAL?

   Cuestionado por la suma de este retraso en el proyecto del Reina Sofía a la posible salida del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), el alcalde ha insistido en que el Anillo Cultural y sus proyectos estratégicos fue lo único que le presentó a Revilla a principios de legislatura y contó con "un apoyo explícito".

   Entre los proyectos, el barrio de La Florida depende del Ayuntamiento y va a "velocidad de crucero"; y el Centro Botín ha aumentado el ritmo de la obra y cree que "encara su apertura para este año"; mientras que el Reina Sofía depende de los Gobierno nacional y regional y el MUPAC sólo de este último. "Estos dos últimos están como están, uno se plantea sacar fuera y en el otro nos encontramos con un giro de acontecimientos y un importante retraso", ha apuntado.

   Un situación que ha lamentado y ha ido más allá para criticar que el Gobierno regional no tiene prevista ninguna actuación en la capital para estos cuatro años y, de las dos previstas por el Estado, los espigones de La Magdalena y la subsede del Reina Sofía, "el primero, nos lo quieren paralizar, y el segundo, lo quieren mandar a la otra legislatura". "Fijénse como está el panorama", ha concluido.