De la Serna reclama más financiación directa de la UE a la ciudades para acometer iniciativas urbanas

Publicado 27/04/2016 18:41:58CET

SANTANDER, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santander y presidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), Íñigo de la Serna, ha reclamado este miércoles más financiación directa a las ciudades, por parte de la Unión Europea, para acometer iniciativas urbanas.

Así se ha pronunciado De la Serna durante su intervención, esta tarde, en la 8ª Conferencia Europea de Ciudades y Pueblos Sostenibles, celebrada en Bilbao, donde ha abordado también la aportación que la smart city y la innovación tecnológica pueden realizar a la sostenibilidad y el medio ambiente.

El presidente del CMRE ha remarcado que las ciudades son un "elemento fundamental" para potenciar y afianzar la reactivación económica y, en este sentido, ha abogado por que reciban financiación directa para llevar a cabo actuaciones que no solo van a mejorar sus entornos urbanos y la calidad de vida de sus vecinos sino también contribuirán a la generación de actividad y de empleo en sus respectivos territorios.

El alcalde ha defendido que, en la preservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, se necesita del compromiso de todos los gobiernos, desde el ámbito local hasta los organismos supranacionales, pasando, por supuesto, por las regiones y estados, por lo que es imprescindible incluir a los municipios y regiones en la preparación y ejecución de las estrategias nacionales frente a la mitigación del cambio climático.

De la Serna ha señalado que las administraciones locales están comprometidas en esta tarea a través de diferentes órganos, como el Pacto de Alcaldes, cuyos socios se han propuesto superar el objetivo de la Unión Europea de reducir en un 20 por ciento las emisiones de CO2 antes de 2020; o la Coalición de Alcaldes, la mayor red mundial de ciudades implicadas en la adopción de medidas para luchar contra el cambio climático y mitigar sus efectos.

En el caso de Santander, integrada en el Pacto de Alcaldes desde 2008 y que en 2015 se incorporó a la Coalición de Alcaldes, el compromiso de la ciudad en la lucha contra el cambio climático ha llevado al Ayuntamiento a desarrollar importantes inversiones en medidas que tratan de reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

El alcalde ha detallado que, en los últimos 6 años, el Ayuntamiento ha destinado cerca de 100 millones de euros a poner en marcha proyectos que tratan de fomentar los viajes a pie o en bicicleta, paliando así los efectos del tráfico, uno de los principales focos de emisiones de gases de efecto invernadero.

Las peatonalizaciones, los nuevos carriles bici o las escaleras y rampas mecánicas que conectan el centro de la ciudad con zonas con grandes pendientes están siendo determinantes en este sentido, según De la Serna.

Respecto a la aplicación de la innovación tecnológica en la mejora del medio ambiente, ha apuntado que los avances en la smart city pueden conllevar importantes ahorros económicos y también en energía, combustible, etc. para las administraciones locales.

En este sentido, ha recordado que en Santander hay ya cerca de 8.000 ciudadanos que pueden consultar en su teléfono móvil, a través de una APP, su consumo horario de agua, que pueden comparar con el del resto de la zona o con el que realizan con carácter semanal o mensual.

Esta información puede servir, además, para detectar posibles fugas o consumos anómalos, e incluso como concienciación del propio ciudadano, que pueda plantearse reducir su gasto de agua, a la vista de los consumos que tiene.

Por su parte, en la gestión de residuos se está completando el despliegue de sensores que miden el llenado de los contenedores de basuras o el estado de actividad de los vehículos que realizan el trabajo del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria, lo que hace posible organizar sus rutas de manera más eficaz.

Además, la instalación de sistemas de riego inteligente en los parques supone ajustar el consumo de agua a las necesidades de riego y la colocación de paneles que indican las plazas de aparcamiento en superficie que hay libres en determinadas calles o la información del estado del tráfico en toda la ciudad, a través de una APP, pueden evitar desplazamientos innecesarios.

El alcalde ha añadido que la ciudad está a punto de poner en práctica un proyecto pionero en el ámbito de la energía, a través de un nuevo contrato de alumbrado público que conllevará la inversión de alrededor de 15 millones de euros para, entre otras cuestiones, el cambio de todas las luminarias actuales por otras de tecnología LED y la telegestión punto a punto de todo el alumbrado público.

El resultado será un ahorro económico de más de 1,4 millones de euros anuales para el Ayuntamiento y una reducción de las emisiones de carbono en 4.640 toneladas al año.