SIEP critica que el Gobierno gaste dinero en tornos de control en vez de para pagar en el menor plazo a los proveedores

Actualizado 16/07/2009 16:26:35 CET

SANTANDER, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Independiente de Empleados Públicos y Privados (SIEP) criticó hoy que el Gobierno Regional utilice el dinero público para instalar tornos de control de acceso y salida del personal, en lugar de gastarlo en pagar a sus proveedores "en el menor tiempo posible".

Siep se unió así a las críticas realizadas ayer por las secciones sindicales de CC.OO. y UGT en el Gobierno de Cantabria respecto a la instalación de estas barreras en la sede gubernamental del edificio de Peña Herbosa.

A juicio de SIEP, el que se diga por el Gobierno que es para garantizar la seguridad es "una mera disculpa", dado que la puerta en la que se han colocado las barreras "sólo es utilizada por los empleados públicos de acceso y salida, por los políticos en momentos de manifestaciones, concentraciones etc, y como medio de evacuación del edificio si en algún momento fuera necesario". Destacó además que dicho acceso está dotado de portero con videovigilancia, además de numerosas cámaras controladas por Seguridad.

Por ello, el sindicato considera que el "interés" en la instalación de los tornos está en la gestión del personal y en el control de las entradas y salidas de éste, algo que, para Siep, ya cumple el actual sistema si se adoptan las medidas correctoras o sancionadoras de aquellos casos puntuales que lo requiriesen.

Para el sindicato "no es aceptable" que, "dependiendo de cada momento", quiten o pongan barreras, "obstruyendo el normal funcionamiento de los acceso y perturbando la normalidad diaria en los edificios públicos, sin criterio, de forma unilateral, al margen de los representantes de los trabajadores", afirmó.

Siep, que criticó la "incompetencia" de los gobernantes, señaló que el sistema de control horario mediante tarjeta es aceptado por todos, pero criticó que no hayan sido capaces de instalarlo en todos los centros de trabajo, con el argumento de que obedece a motivos económicos.

Destacó sin embargo que sin haber concluido el primer proyecto, se ha iniciado otro, "que nadie acepta", y que, además, no se ha puesto en conocimiento de la Junta de Personal ni del Comité de Empresa, ni de las distintas organizaciones sindicales. "El proyecto se implanta de forma unilateral, y con una tramitación del expediente cuando menos cuestionable", apuntó.

Siep también criticó que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, retirara las barreras que habían colocado sus antecesores cuando fue elegido Presidente del Gobierno de Cantabria hace 6 años, y ahora "las coloque él".

El sindicato, que además dijo no entender que estos sistemas se adopten para algunas consejerías, y no para todo el Gobierno, reiteró su oposición a la instalación de barreras arquitectónicas que, --dice-- "dificultando la correcta evacuación de los edificios públicos, puedan suponer un riesgo innecesario para el personal que trabaja en esos centros".

Además destacó que, si se es coherente con lo que los políticos manifiestan "en tanta intervención pública", que es necesario afrontar la crisis restringiendo gastos, sobre todo los innecesarios, "es decir aquellos que no son urgentes o imprescindibles", hay que pedir a los gobernantes que restrinjan los gastos "superfluos e innecesarios" como son las barreras, "y entonces empezaremos a creer que son conscientes de la crisis realmente", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies