"Actuar es una carrera de fondo: Hay que pulir el diamante"

Rueda de prensa de Silvia Abascal en la UIMP
UIMP
Actualizado 08/08/2016 15:11:24 CET

Su reto es afrontar proyectos que le "den respeto" y no se "sienta cómoda" con ellos

SANTANDER, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La actriz Silvia Abascal ha asegurado este lunes en Santander que su oficio es "una carrera de fondo", porque "uno puede tener el diamante, pero hay que pulirlo". Asimismo, ha afirmado que "cada nuevo trabajo es un nuevo reto porque a lo mejor no estás preparado y tu instrumento tiene que estar siempre afinado para lo que toque".

Así, ha reivindicado que "la belleza" de esta profesión radica en que "te humaniza", hasta el punto de que "si eres mínimamente curiosa en la vida, te hace evolucionar hacia un lugar muy interesante". En este sentido, sostiene que el trabajo de actor "trata de no juzgar a las personas" porque, en su opinión, "no juzgar es muy rico, te da mucha apertura de horizontes".

"No sólo se gana en cultura, sino en hacerte un ser humano más interesante y más rico", ha afirmado en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de la lectura dramatizada de relatos del libro 'Aquí yacen dragonas', de Fernando León de Aranoa, que ofrecerá este lunes dentro del ciclo 'Noches en la Biblioteca' en los Jardines de la Biblioteca Menéndez Pelayo de la capital cántabra.

Igualmente, ha indicado que sus retos personales y laborales son afrontar proyectos que le "den respeto, no miedo" y no se "sienta cómoda con ellos". "En eso me meto seguro", ha apostillado la actriz, que considera que "el reto está en la evolución, en retarse continuamente" porque "mantenerse ya es un logro".

Al mismo tiempo, ha incidido en que cuando ella comenzaba en el mundo de la actuación se "encerraba" en bibliotecas para documentarse, una tarea que ha "cambiado" con Internet porque, a su juicio, en la actualidad "el acceso a la documentación es fácil".

"El joven que viene preparado, viene preparadísimo. Pero quien anda perdido, anda perdidísimo", ha apuntado, ya que "hay cosas fáciles e inmediatas como la popularidad".

Por otro lado, en cuanto a sus decisiones para aceptar unos papeles u otros, ha concretado que está "en la onda" de lo que le "interesa" porque, en su opinión, "no todo el teatro es sagrado" ni "toda la televisión es basura".

En este sentido, ha explicado que tiene "criterios diferentes" de elección, como el equipo técnico del proyecto o poder trabajar en países distintos, como los tres meses que estuvo rodando en Argentina la película 'Francisco: El padre Jorge' (2015) sobre el Papa Francisco y dirigida por Beda Docampo Feijoo.

Abascal también ha recordado su papel interpretando a Emily Dickinson en la obra de teatro 'La habitación luminosa, dirigida por Sergio Peris-Mencheta y en la que Irene Escolar encarna a Santa Teresa de Jesús. En este sentido, ha incidido en que tanto Dickinson como Santa Teresa de Jesús "eran artistas, pero no eran comprendidas" y ha calificado de "muy bonita" la fusión de poesía, danza y canto de la obra.

HARÁ "SUFRIR" A AITOR LUNA Y MICHELLE JENNER EN 'LA CATEDRAL DEL MAR'

La actriz, además, ha destacado que actualmente compagina su papel en la obra de Peris-Mencheta con la adaptación televisiva de Antena 3 de la novela 'La catedral del mar', de Ildefonso Falcones, y que comenzará a rodarse en agosto.

En esta serie, aunque no ha querido "desvelar nada", ha explicado que interpreta el papel de Leonor, que "le hace la vida imposible" a su esposo. "Quien haya leído la novela sabe cómo es esta mujer", ha comentado. De este modo, sin dar muchos detalles, ha adelantado que "tiene claro" los motivos de su personaje para hacer "sufrir" a los personajes de Aitor Luna y Michelle Jenner.

Abascal, que ha asegurado que mantiene los "mismos valores" durante toda su carrera antes y después del ictus que sufrió en 2011, actúa esta noche en el ciclo 'Noches en la Biblioteca' de Santander.

Sobre su elección de 35 textos de lo más de 100 que contiene la obra 'Aquí yacen dragones', de Fernando León de Aranoa, Abascal ha precisado que seleccionó este libro porque le "encanta" y le "gusta mucho" cómo escribe.

A este respecto, ha señalado que los relatos son piezas narrativas que cada vez que leía le provocaban quedarse "rumiando" sobre la lectura, ya que son textos escritos con "inteligencia, elegancia y sentido del humor". "Espero que el público preste su imaginación", ha añadido.