Los sindicatos denuncian la falta de cobertura del personal de servicios sociales y el incumplimiento del convenio

Actualizado 10/12/2010 13:40:31 CET

El día 17 se concentrarán frente al Parlamento regional en protesta por esta situación

SANTANDER, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos del Gobierno de Cantabria han denunciado que el recorte presupuestario está provocando en los centros de dependencia y del menor del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) la falta de cobertura del personal por bajas o vacaciones, al haberse reducido las sustituciones.

Una situación que supone también el "incumplimiento" de las condiciones laborales recogidas en el convenio colectivo que entró en vigor el pasado mes de enero, han señalado las organizaciones, que han criticado que el Gobierno regional esté haciendo recaer en los trabajadores "todo el esfuerzo".

Delegados de los sindicatos CC.OO., UGT, SIEP, USO y TÚ con representación en la Junta de Personal y Comité de Empresa del Gobierno han explicado en rueda de prensa que el empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores del ICASS, unos 1.200, se traduce en que no se cubren sustituciones ni bajas, se introducen variaciones en las vacaciones ya planificadas o no existe la posibilidad de formación, entre otros aspectos.

Ante esta situación, según ha informado el presidente de la Junta de Personal, Santiago Ríos (CC.OO.), el próximo día 17 han convocado una manifestación, a las 10.00 horas, ante el Parlamento regional, coincidiendo con el debate de los Presupuestos regionales de 2011, al que han invitado a sumarse a todos los empleados públicos. Previamente, el día 13 tendrá lugar una asamblea informativa en la Escuela de Náutica, a las seis de la tarde.

Además, este jueves, día 9, celebraron una concentración frente al Gobierno regional y se pidió una reunión de urgencia con la vicepresidenta regional y consejera de Empleo y Bienestar Social, Dolores Gorostiaga,, que se comprometió a dar "algún tipo de respuesta" una vez que hablara con el ICASS, ha explicado la presidenta del Comité de Empresa, Ángela Díez, de UGT.

Díez ha señalado que estos 1.200 trabajadores, entre laborales y funcionarios, atienden a ancianos, menores o personas con minusvalía psíquica, y son un "elemento básico" para que la atención a la dependencia mantenga el carácter "pionero" y de "calidad" que le ha caracterizado en Cantabria.

Pero los recortes presupuestarios, tanto del Gobierno central como del regional, está provocando, ha añadido, "dificultades" en el desempeño de sus funciones, que se solventan "gracias al esfuerzo" de los trabajadores, en su mayoría mujeres, que tienen que "doblar turnos", "saltar" de uno a otro, o cambiar sus vacaciones, lo que dificulta la conciliación laboral y familiar.

Díez ha señalado que "no puede ser" que estos trabajadores tengan que estar "a disposición" de su empresa, y ha recordado que existe un convenio, que entró en vigor el pasado 1 de enero y firmado con el consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, que exigen "se mantenga".

La portavoz de UGT ha criticado que además de haberse rebajado un 5 por ciento el salario de los empleados públicos, el Gobierno de Cantabria haya reducido las sustituciones un "35 por ciento", de forma que "no se cubren vacantes, ni jubilaciones", lo conlleva asimismo una "pérdida de empleo grave".

Ha destacado además que los trabajadores del ICASS han hecho un "esfuerzo" de cualificación profesional, como exige la Ley de Dependencia, pero los recortes presupuestarios también afectan a este aspecto y no "son sensibles" a la situación de "recalificación" de categorías que se contemplaba en el convenio.

"La calidad del servicio de dependencia ha sido exquisita en Cantabria hasta ahora", ha reiterado Díez, pero "no tienen por qué ser sólo los trabajadores los que se adapten a la crisis", ha insistido. En este sentido, ha criticado que una auxiliar, ú otros empleados con trabajo a turno, tengan "más dificultades" en materia de formación que un directivo, lo que también es aplicable en el caso de las vacaciones. "Pero cuanto más arriba en la escala profesional, estas dificultades disminuyen", ha precisado.

Según han explicado los sindicatos, las consecuencias de la reducción de las sustituciones están afectando en mayor medida al personal que presta servicio por turnos, unos 600.

El ICASS cuenta con cinco grandes centros, además de otros, que atienden a unos 600 usuarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies