Sindicatos sanitarios tachan de "burla y engaño" la carrera profesional y amenazan con un "otoño caliente"

Actualizado 14/07/2006 19:26:03 CET

Dicen que el sindicato SATSE, firmante del acuerdo, "no tiene representación en la Mesa Sectorial de Sanidad"

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CC.OO., UGT, CSIF y ATI tacharon hoy el acuerdo de carrera profesional firmado entre la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y SATSE de "intolerable, fraudulento" y una "burla y engaño" a los trabajadores y al propio Gobierno de Cantabria. En un comunicado conjunto, las organizaciones demandan que se corrija la situación porque, de lo contrario, el Ejecutivo se encontrará con "un otoño caliente de movilizaciones" en el Servicio Cántabro de Salud (SCS).

También el Sindicato Autonómico de la Sanidad de Cantabria (SASC) mostró hoy su rechazo a un modelo de carrera profesional que considera "discriminatorio, clasista y aberrante".

Asimismo, alertó, al igual que los otros sindicatos, de que SATSE "no tiene representación en la Mesa Sectorial de Sanidad" puesto que se presentó a las elecciones sindicales en la coalición CEMSATSE, y como tal, para tener validez el acuerdo alcanzado con la Consejería, debería haber firmado la coalición en su conjunto, y no sólo SATSE.

Para CC.OO., UGT, CSIF y ATI, la Consejería "ha pretendido simular y camuflar la firma de un acuerdo con una organización que no dispone de capacidad representativa legal para firmar ningún acuerdo" en la Mesa Sectorial porque, a la vista de las declaraciones de la CEMS, la coalición CEMSATSE "no firmó ni respalda" el acuerdo.

"Todo lo sucedido y transmitido es un montaje entre la Consejería y el SATSE. Por lo tanto, la publicación del acuerdo solamente con esta firma equivale a imponerlo por decreto", critican los cuatro sindicatos.

Por todo ello, reclaman al Ejecutivo regional que "no respalde esta situación fraudulenta y discriminatoria" de la Consejería "que pretende aparentar ante la propia Administración, los trabajadores y la opinión pública que tiene respaldo sindical para llevar adelante un proceso de carrera profesional que sólo responde a los intereses personales de los gestores de la Consejería y del Servicio Cántabro de Salud" y que "pone de manifiesto su incapacidad negociadora".

SASC

Mientras tanto, SASC denuncia que el acuerdo es "discriminatorio, clasista, aberrante de cara a las relaciones interpersonales y laborales, impropio de una Administración que se pretende progresista e insultante para los trabajadores del resto de las categorías (sólo afecta a licenciados y diplomados sanitarios) que, una vez más, comprueban cómo la distancia salarial se multiplica año a año".

El sindicato lamenta además que este "desaguisado" es obra de una consejera, Charo Quintana, que "tras alardear de políticas sociales y laborales cuando era representante sindical", al pasar a desempeñar un cargo "renuncia a su sentido de clase y se alía con lo más conservador que campea en el ámbito sindical".

"Se viene demostrando la incompetencia de Charo Quintana en todo lo que toca en materia laboral. Es incapaz de hacer converger en un proyecto de mejora de las relaciones laborales a todos los sindicatos y mucho más incapaz para conseguir la tan ansiada negociación colectiva, única arma posible para luchar contra los pactos minoritarios que dejan indefensos a la mayoría de trabajadores del sector a cambio de beneficiar a una sola categoría y al sindicato firmante con prebendas inconfesables", añade.

Finalmente, asegura que "si el pacto se debe a la necesidad del señor Alburquerque para demostrar su eficacia como gerente del SCS, alguien desde el gobierno se debe de plantear con urgencia el cese fulminante de" la consejera y del propio José Alburquerque "por incompetentes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies