STEC denuncia que el presupuesto de Educación recorta la financiación de la pública y aumenta la privada

Actualizado 24/11/2011 13:52:45 CET

El sindicato mayoritario en la Junta de Personal Docente anuncia la convocatoria de movilizaciones

SANTANDER, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC), mayoritario en la Junta de Personal Docente no Universitario, considera "inaceptable" el proyecto de Ley de Presupuestos presentado esta semana por el Gobierno de Cantabria, que según ha denunciado este jueves en rueda de prensa, "recorta la financiación de la educación pública y aumenta la de la privada".

STEC ha anunciado que convocará a los demás sindicatos de la Junta de Personal, a los docentes y a toda la comunidad educativa en general para dar continuidad a las movilizaciones que se llevan produciendo los últimos meses.

El sindicato critica no sólo el contenido del presupuesto, también las 'formas'. En su opinión, es "inaceptable" que la organización mayoritaria en la educación pública tenga que enterarse de los presupuestos educativos por los medios de comunicación "y otras vías", y que no haya habido "información ni explicación alguna por parte de la Consejería", aunque la ley lo exige.

En cuanto al contenido del presupuesto de la Consejería de Educación, tacha de "recorte injustificable" la reducción de la partida para sueldos de personal funcionario y estatutario en 3.274.000, un 1,41% menos, "más aún si creyéramos el argumento de la Consejería de que ha habido un aumento del profesorado este curso", apostilla el sindicato, ya que esta reducción sólo se puede entender si va a producirse una reducción de plantilla o una congelación o bajada salarial del personal docente.

Para el STEC, los argumentos de la Consejería de Educación respecto a que el descenso proviene de la desaparición de la gratificación por jubilación y que las jubilaciones suponen un descenso del gasto ya que docentes jubilados tienen más trienios y sexenios, son "falsos" y los define como "burdos intentos de tergiversar los datos".

AULAS DE DOS AÑOS

Por otro lado, denuncian que no sólo no se aumenta la apertura de aulas de dos años, que cumplen una función social fundamental para muchas familias, por medio de ayudas a los Ayuntamientos para el pago del personal de técnicos especialistas de Educación Infantil, sino que se reduce esa partida, especialmente en ayuntamientos como Camargo (45.000 euros menos) y Torrelavega (25.000 euros menos).

El STEC señala además que los gastos corrientes en bienes y servicios (capítulo 2, que incluye como principal partida la gestión de los centros educativos) de todas las Direcciones Generales bajan a 43.580.474 euros, con una reducción de 818.147 euros, un 1,84% menos que en 2011.

El sindicato denuncia que se aumenta la financiación de centros privados sostenidos con fondos públicos en 2.450.000 euros, un 3,3% más que en 2011, "una subida escandalosa cuando se está recortando en la educación pública", afirma el STEC, añadiendo que "mucho nos tememos que esta subida demuestre cuáles son las intenciones de la Consejería de Educación para los próximos cursos de favorecer a la educación privada".

Para el STEC son unos "inaceptables", especialmente en una coyuntura de aumento del alumnado, con más de 1.500 alumnos más este curso. Si bien el presupuesto global de la Consejería va a mantenerse en un niveles parecidos a los del año 2011, el análisis concreto de los datos demuestra a juicio del sindicato que "no se trata únicamente de un problema de gestión o ajuste", sino que se trata de "una decisión política con claro perfil ideológico para favorecer a la educación privada frente a la pública".

Las declaraciones del consejero en la presentación pública de estos presupuestos, en el sentido de que el incremento a la privada obedece a lo que ya se está haciendo en la realidad actualmente, "sólo serían aceptable" para el STEC "si vienen acompañadas de un compromiso público de que no habrá aumento de conciertos con la red privada en 2012 y si la financiación de la educación privada sufriera un descenso paralelo al de la educación pública".

"Si no se produce el compromiso de que no se concertará ninguna nueva etapa educativa, ningún centro nuevo, ni ninguna unidad nueva, habremos de entender que las declaraciones de Miguel Ángel Serna no son sino una excusa más a las que añadir a las expuestas con reiteración por su parte, desde que se inició el curso", añade el sindicato.