STEC pide recuperar el poder adquisitivo del profesorado

Jesús Aguayo y José Ramón Merino del STEC
EUROPA PRESS
Actualizado 05/02/2018 19:08:19 CET

SANTANDER, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha solicitado por escrito al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, abordar, en el seno de la Mesa Sectorial de Educación, la recuperación del poder adquisitivo del profesorado perdido desde 2010 cuando se iniciaron los recortes por la crisis.

En rueda de prensa, el STEC ha denunciado que, de media, los docentes de Cantabria son hoy un 13% más pobres que hace ocho años, tanto por la bajada de las retribuciones básicas como del complemento específico y las pagas extraordinarias, a lo que se suma la política de congelación salarial, lo que supone, en promedio, una pérdida de 2.500 euros anuales por docente.

Según el sindicato, transcurrida una década desde la última negociación salarial, ha llegado el momento de "revertir la situación", dado el crecimiento económico y "que que hay dinero". "Se dan las circunstancias para revertir los recortes salariales" porque "desde hace cuatro años el PIB no ha dejado de crecer" y las previsiones mantienen dicho crecimiento del Producto Interior Bruto por encima del 2% al menos hasta 2020.

Y como prueba, se ha remitido al incremento salarial para los empleados públicos en tres años del 8% que ha planteado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo que permitiría revertir "en parte" la congelación salarial de los últimos seis años. El otro seis por ciento corresponde a la pérdida del poder adquisitivo.

En concreto, ha especificado José Ramón Merino, del Secretariado Regional del STEC, el sindicato plantea a la Consejería lo mismo que en las tres adecuaciones retributivas anteriores (de 1998, 2003 y 2008), es decir, una subida del complemento específico general y lineal, es decir, "un incremento salarial para todos los colectivos docentes sin exclusión y con una cuantía igual para todo el profesorado", es decir, para los alrededor de 7.000 docentes que tiene la enseñanza pública en Cantabria.

El escrito con esta petición se trasladó el pasado miércoles a la Consejería y, en opinión de Merino, su titular debe ahora "hace valer su peso político" y "la importancia que tiene la educación" en la comunidad autónoma.

Al hilo ha recordado que el complemento específico depende de Administración Regional, ya se hizo en los tres años citados, y otros empleados públicos, los dependientes de la Consejería de Presidencia y Justicia, han llegado recientemente a un acuerdo de incremento salarial de 80 euros al mes que están cobrando desde enero de 2017.

"Ya toca después de diez años y con siete años de aumento del PIB según las previsiones", ha valorado Jesús Aguayo, también del Secretariado del STEC.

ANTECEDENTES

STEC ha recordado que en 2010 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero recortó los salarios de los empleados públicos y en el caso del profesorado se concretó en una bajada de retribuciones básicas (sueldo y trienios), del complemento específico y de las pagas extraordianarias, que dejaron de ser completas. Además, se inició una política "sistemática" de congelación salarial que se prolongó durante seis años, solo interrumpida por una subida del 1%$ en las retribuciones de 2017.

En el caso de Cantabria, también hubo un recorte adicional, ya que en 2011 se tenía que haber empezado a pagar el último plazo de subida del complemento específico de los docentes, como se había pactado en el acuerdo retributivo de 2008, si bien este plazo nunca se terminó de hacer efectivo.

Con todo ello, dependiendo de la situación de cada docente, los recortes que empezaron en 2010 han producido una bajada de sueldo media de 2.500 euros anuales al año. Si se suman las congelaciones salariales, STEC calcula que el profesorado de la enseñanza pública de Cantabria ha perdido desde 2010 hasta hoy entre un mínimo del 12,5% y un máximo del 13,5% de su poder adquisitivo.