Detenidas en Santander dos mujeres de un grupo organizado dedicado al robo de tarjetas bancarias en toda España

 

Detenidas en Santander dos mujeres de un grupo organizado dedicado al robo de tarjetas bancarias en toda España

Actualizado 22/01/2008 12:17:09 CET

Se les acusa de haber pagado compras por importe de 13.300 euros con cuatro tarjetas robadas en Cantabria

SANTANDER, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Cantabria detuvieron el pasado miércoles en Santander a dos mujeres como presuntas integrantes de un grupo organizado dedicado al robo de tarjetas bancarias en toda España, con las que realizan después compras de material informático, juegos, bebidas alcohólicas y ropa de niños, principalmente, destinados a su posterior venta en el mercado negro.

A las dos detenidas, que actuaban junto a dos varones que la Policía sigue buscando, se les imputa el robo de cuatro tarjetas en Cantabria con las que realizaron compras por valor de 13.300 euros en comercios de la región y de otras comunidades, informaron hoy fuentes policiales en nota de prensa.

También se les acusa de la sustracción de otra tarjeta, en marzo del año 2005 en San Sebastián de los Reyes, con la que realizaron compras en cinco comercios por importe de 1.200 euros. Asimismo, se tienen pruebas de su participación en actuaciones similares en Badajoz, Gijón y Alcobendas.

Según indicaron las mismas fuentes, la base de operaciones del grupo se encuentra en Madrid pero actúa de forma itinerante. De hecho, tras la inspección del vehículo hallado en Santander, que se encontró un día después del arresto en el mismo lugar de la detención, en el aparcamiento de la plaza de la Esperanza, se ha constatado que en los tres últimos meses han realizado 35.843 kilómetros.

La investigación policial en Cantabria comenzó en el mes de octubre, al conocer el robo de varias tarjetas que fueron después utilizadas por las mismas personas en distintos establecimientos. Los dos primeros robos se cometieron el 24 de octubre, en unas oficinas de la calle Castilla de Santander y en un centro comercial de la ciudad.

En el primer caso se llevaron una tarjeta de crédito que emplearon ese mismo día para hacer tres compras en tiendas de informática y televisores en la propia ciudad; mientras en el segundo, sustrajeron una cartera y utilizaron la tarjeta para efectuar compras ese día en Maliaño, Baracaldo y Sestao, y el día 25 en tres comercios de Madrid.

Días después, el 27 de octubre, sustrajeron una nueva tarjeta en un supermercado de Torrelavega con la que realizaron dos compras en la ciudad; y el día 30 actuaron de nuevo en Torrelavega, donde se hicieron con otra tarjeta que utilizaron para sus compras en la propia ciudad, además de en Santander, Hoznayo y Laredo.

En total, las compras realizadas con esas cuatro tarjetas y la de San Sebastián de los Reyes suman 14.500 euros y también con ellas se realizaron intentos fallidos por valor de 4.453 euros más.

MODUS OPERANDI.

Las investigaciones realizadas por la Policía han permitido determinar que el grupo se dedica principalmente a la sustracción de carteras en centros comerciales para utilizar las tarjetas de inmediato, antes de que el propietario las anule, y en las cercanías del lugar del hurto. En ocasiones utilizan la misma documentación sustraída a la víctima confiando en que los responsables de los establecimientos no se fijen en la foto, y en otros casos firman ellos mismos.

Permanecen muy poco tiempo en cada lugar y se mueven constantemente por el país para evitar su detención. Cada uno tiene su misión dentro del grupo y se dedican "profesionalmente" a esta actividad. Los objetos comprados con las tarjetas robadas los dedican después a la venta en el mercado negro. Nunca llevan encima las llaves del vehículo en el que viajan y cuando les detienen dicen no conocerse.

IMPLICADOS.

Las dos detenidas en Santander, que ya han pasado a disposición judicial, son Sara G.L., de 30 años, y Adriana Maritza S.C., de 35 años. Se ha dado cuenta de la identidad de sus dos compañeros de grupo a todas las jefaturas de Policía para que sean detenidos y para que se investigue su actividad delictiva en otros puntos de país.

Hasta el momento, la Jefatura de Policía cántabra ha constatado la actuación del grupo en Badajoz, Gijón y Alcobendas. El caso lo sigue el Juzgado de Instrucción número 4 de Santander.

A Sara G.L., que ha utilizado diez nombres distintos, le constan 17 detenciones previas en Madrid, Elche, Alcobendas, León, Gran Canaria, Segovia, Ávila, Toledo y Alcorcón: ocho de ellas por estafa, cuatro por hurtos, dos por falsificación de documentos y tres por infracción de la Ley de Extranjería. Tiene además una resolución de expulsión dictada por la Delegación del Gobierno de Toledo y auto de expulsión por el Juzgado de lo Penal número 1 de Segovia.

Por su parte, Adriana Maritza S.C., ha estado detenida en catorce ocasiones en Móstoles, Benidorm, Medina del Campo, Fuenlabrada, Madrid, Segovia y Toledo. Cuatro de las detenciones fueron por robos, cuatro por estafa, tres por reclamaciones judiciales, otra por infracción contra la Ley de Extranjería, una por usurpación de estado civil y otra por hurto. Tiene abierto expediente de expulsión en la Comisaría de Carabanchel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies