Un superviviente del genocidio ruandés lamenta el "abandono" de las tropas de la ONU en el conflicto

 

Un superviviente del genocidio ruandés lamenta el "abandono" de las tropas de la ONU en el conflicto

Gilbert Ndahayo y David Muñoz en la UIMP
EP/UIMP
Actualizado 20/07/2010 21:09:49 CET

SANTANDER, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El documentalista y superviviente del genocidio ruandés Gilbert Ndahayo ha lamentado este martes en Santander el "abandono" de las tropas de Naciones Unidas antes de que concluyera la lucha armada entre las etnias hutus y los tutsis en el año 1994.

Ndahayo hizo estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), con motivo de su intervención en el Seminario 'De la primera plana a un rincón de la memoria. Los conflictos olvidados y los medios', en la que también intervino el director y productor de cine, autor del documental 'Flores de Ruanda', David Muñoz.

El documentalista africano censuró que Naciones Unidas "nunca haya hecho un censo de verdad" del número de víctimas del genocidio y recordó que la ONU cifró en 800.000 las personas muertas "sin que ninguna persona haya ido a Ruanda a contar los fallecidos".

En este sentido, explicó que "hartos de oír esas cifras imaginarias" estudiantes supervivientes contabilizaron en 2007 "cerca de 2,1 millones" el número de asesinados entre abril y julio de 1994.

El superviviente consideró "muy importante dar una voz a los africanos para que hablen de este continente" y puedan así "contribuir al desarrollo del mundo", ya que éste, a su juicio, no puede entenderse si "África no habla de sí misma".

En este contexto justificó la realización del documental 'Ruanda: la fosa mortal' y de 'Flores de Ruanda', junto a David Muñoz, unos trabajos que reflejan en primera persona "el dilema sobre el perdón, la justicia y la posibilidad de convivencia en el medio y largo plazo".

Sobre este último documental, galardonado con el Premio Goya 2010 al mejor Cortometraje Documental, Ndahayo aseguró que "tenía ofertas de CNN y de BBC", pero le impresionó David, porque no vino a decirles: "ustedes asesinos y ustedes víctimas, sino cuéntenme sus historias".

Así, relató cómo ambos hicieron "un viaje de siete días", en el que filmaron en los pueblos, en los estadios y allí donde pudieran encontrar cualquier historia.

Por su parte Muñoz, quien reconoció su interés por el "fondo de la encrucijada humana", aseguró que "hay muchas películas" sobre el genocidio en Ruanda, pero explicó que él quería mostrar la situación actual, ya que en su opinión es "muy difícil, muy compleja y no está resuelta". Por todo ello concluyó que es "necesario trabajar continuamente para preservar la paz y conseguir que pase el tiempo sin que nada horrible vuelva a ocurrir".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies