Los trabajadores con el nuevo SMI necesitarían 14 años de sueldo íntegro para comprar una vivienda en Cantabria

 Viviendas
EUROPA PRESS
Publicado 29/12/2017 15:10:16CET

SANTANDER/MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores que vayan a percibir el nuevo Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 735,9 mensuales (10.302,6 euros anuales), tras haber aprobado el Gobierno una subida del 4% para 2018, necesitarían 14,39 años de sueldo íntegro para comprar una vivienda en Cantabria (13,7 en España), según un estudio de pisos.com.

El portal inmobiliario señala que los españoles que cobren el Salario Mínimo tendrán que destinar el 72,82% al pago de la hipoteca, de 536 euros de media, o el 100% al alquiler, de 740 euros, aunque existen fuertes variaciones por comunidades.

En este sentido, en Cantabria al pago de la hipoteca irá el 64,7% del salario, dado que la cantidad media a amortizar mensualmente es de 476 euros, y al del alquiler, el 90,6%, con un promedio de 667 euros de precio mensual.

En Madrid (102,78%), Baleares (95,49%), Cataluña (85,49%) y País Vasco (79,17%) superarían la media de inversión en la cuota hipotecaria. En cuanto al alquiler, en Madrid (169,18%), País Vasco (142,82%) y Baleares (134,53%) tendrían que comprometer su sueldo íntegro y además aportar un extra para poder pagar la mensualidad.

El director de Estudios de pisos.com, Ferrant Font, ha defendido que garantizar el acceso a la vivienda "debería ser prioritario para el Gobierno", ya que a pesar de la subida aprobada, la compra como el alquiler siguen siendo "muy complicados" en buena parte del territorio nacional, dado que "los gastos superan los ingresos en muchos casos o dejan poco margen para otras necesidades prioritarias".

VASCOS, BALEARES Y MADRILEÑOS, LOS QUE MÁS TARDARÍAN EN COMPRAR

De media, los asalariados españoles que ingresen únicamente el SMI deberán invertir 13,71 años de su nómina íntegra para poder comprarse una vivienda, situada en 141.210 euros.

De nuevo, los vascos (22,7 años), baleares (21,36 años) y madrileños (17,61 años) tendrían que hacer un esfuerzo extra para poder comprarse una casa.

En contrapartida, los castellanomanchegos (7,65 años), los extremeños (9,22 años) y los murcianos (10,2 años) son los que menos años deberían dedicar a este pago.