Los trabajadores del Puerto reciben satisfechos la sentencia contra Del Olmo porque atiende sus peticiones

Actualizado 29/12/2009 20:09:40 CET

SANTANDER, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los dos trabajadores del Puerto de Santander que denunciaron al ex presidente del Puerto y ex consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Javier del Olmo, recibieron hoy con satisfacción, porque atiende a sus peticiones, la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 de Santander que lo condena a dos años y medio de cárcel y otros siete años y ocho meses de inhabilitación por un delito continuado de obstrucción a la justicia y otro de prevaricación cometidos cuando era presidente de la Autoridad Portuaria.

Según indicó a Europa Press el abogado de la acusación, José Luis Varela, en la sentencia, el titular del Juzgado, José Hoya, "ha concedido casi íntegramente lo pedido, excepto 600 euros".

La acusación solicitó dos años y seis meses de prisión; ocho años y seis meses de inhabilitación, y una indemnización de 12.000 euros para cada uno de los trabajadores.

La sentencia "recoge las pretensiones" de los trabajadores del Puerto y, aunque la acusación "supone" que la defensa recurrirá, Varela señaló que ésta tiene "una fundamentación bastante amplia en todas las cuestiones planteadas" y recoge "tanto los pedimentos nuestros como los argumentos de la defensa".

Los trabajadores que denunciaron a Del Olmo están "bastante contentos" con el fallo, al igual que el abogado.

Los hechos que han terminado con la condena del ex consejero fueron denunciados por un directivo y un trabajador del Puerto, tras el despido de uno de ellos por declarar en favor del otro en un proceso de reclamación de categoría laboral, y ante las presuntas represalias que sufrió el otro.

El Juzgado de lo Penal, en una sentencia conocida hoy, considera a Del Olmo responsable de un delito continuado de obstrucción a la justicia y otro de prevaricación, así como de sendas faltas contra las personas. Junto a la pena de prisión y de inhabilitación, le condena al pago de multas por valor de 450 euros y a indemnizar con 11.743 euros a cada uno de los trabajadores.