Los trabajos de demolición de la Prisión Provincial comenzaron hace una semana y estarán terminados este año

Inicio obra de demolición de la Prisión Provincial
DELEGACIÓNGOB
Actualizado 29/09/2010 15:09:10 CET

Delegación del Gobierno explica que el Ayuntamiento exigió una justificación facultativa que retrasó el inicio de las obras

SANTANDER, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Cantabria ha informado este miércoles que desde hace una semana, concretamente desde el día 23, está trabajando en la antigua Prisión Provincial de Santander la empresa adjudicataria de los trabajos de demolición del edificio.

Las labores, que se han iniciado tras presentar todos los documentos solicitados por el Ayuntamiento de Santander, tienen que realizarse de acuerdo a la normativa que exige el reciclaje de los diferentes materiales, y la previsión es que la demolición del edificio estará terminada antes de finalizar el año.

La Delegación ha contestado así a la reclamación del Ayuntamiento de Santander, que este martes pedía que se iniciasen "cuanto antes" los trabajos de derribo de la prisión.

Según ha explicado la Delegación, el Consistorio aprobó la licencia de demolición del viejo edificio de la calle Alta el 14 de septiembre y fue recogida por la empresa adjudicataria dos días después, ya que el 15 era festivo. Sin embargo, la licencia municipal condicionaba la autorización de los trabajos a la presentación de un nuevo documento, la justificación de la dirección facultativa de la obra.

Esta justificación se presentó el día 21 y el 23 comenzaron a trabajar los empleados y la primera maquinaria de la empresa adjudicataria en las labores de demolición.

Una de las primeras labores realizadas ha sido la retirada de todos los elementos de amianto que había en la antigua prisión a cargo de personal especializado. Hoy mismo, un camión ha trasladado a un depósito autorizado todo el material recogido.

Los trabajos de demolición también tienen que cumplir una "estricta normativa" con el resto de materiales, que exige el reciclaje de la mayoría de los mismos, por lo que se debe llevar a cabo el desmontaje separado de diferentes materias como piedra, ladrillos, acero u hormigón.

Todos estos trabajos llevarán a la demolición definitiva de los muros de la antigua cárcel antes de que termine el año y el solar se convierta en aparcamiento provisional.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, ha pedido a los "portavoces" del Ayuntamiento de Santander que "cesen en sus manifestaciones sobre la demolición del edificio y dejen de intoxicar a los vecinos con sus continuas críticas".

Ibáñez ha recordado que el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió con los vecinos de la calle Alta a demoler el edificio "y así lo va a hacer, después de veinte años en que los gobiernos anteriores del PP no sólo incumplieron sus promesas sino que no dejaron planificada acción o proyecto para que despareciera este antiguo Centro Penitenciario del centro de la ciudad", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies