Tráfico inicia mañana una nueva campaña de alcoholemia con "macrocontroles" por Navidad

Actualizado 06/12/2009 18:50:12 CET

Este año se han dictado unas mil sentencias por conducir bajo el efecto de bebidas alcohólicas

SANTANDER, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha una nueva campaña de concienciación sobre los efectos del consumo de alcohol en la conducción, que se desarrollará entre mañana y el 20 de diciembre.

Los agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria intensificarán la vigilancia en todo tipo de vías y preparan "macrocontroles "en puntos de las autovías más transitados con el objetivo de prevenir este factor de riesgo que provoca casi el 30% de las víctimas mortales por accidentes de tráfico.

La DGT también ha solicitado la colaboración de los ayuntamientos para que las policías locales se unan a la campaña en las zonas urbanas.

Durante este año los tribunales de Cantabria han emitido, aproximadamente, un millar de sentencias, la práctica totalidad de ellas condenatorias por conducir vehículos bajo los efectos del alcohol, según lo establecido por el artículo 379 del Código Penal.

Este artículo señala que será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

"No puede haber excepciones a esta norma ni relajarse en tiempos de fiesta o vacaciones", señaló el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez. Éste añadió que "hay muchos momentos en los que el consumo de alcohol está incorporado a las relaciones sociales y eso se ve favorecido en época de celebraciones como la Navidad. Por eso es necesario que toda la sociedad se implique en la responsabilidad de que nadie conduzca después de haber bebido. Porque por poco alcohol que se consuma la capacidad al volante se ve afectada y las posibilidades de tener un accidente son mucho mayores".

Durante el año pasado, hubo 1.929 accidentes mortales en las carreteras españolas, que provocaron la muerte de 2.181 personas y heridas graves a otras 1.804. En casi un tercio de esos siniestros mortales, el alcohol intervino como un factor de riesgo que desencadenó los mismos. Con lo cual, sin la presencia de alcohol en esos conductores se hubieran evitado la muerte de unas 700 personas en todo el país.

Los agentes de la Guardia Civil tienen previsto llevar a cabo un amplio dispositivo de control de la alcoholemia y se van a realizar 15.000 pruebas a conductores tanto en autovías como en carreteras regionales y locales, especialmente en las zonas más circuladas de la región como son los accesos a los núcleos urbanos de Santander y Torrelavega.

En algún caso, las pruebas de alcoholemia se realizarán a todos los conductores que circulen por una determinada vía, sin excepciones, y no aleatoriamente.

INVITACION A PARTICIPAR A LOS AYUNTAMIENTOS

Los accidentes de circulación en zona urbana, en los que existe una implicación alcohólica, representan un porcentaje muy importante y supone, en muchas ocasiones, el punto de partida del consumo de bebidas alcohólicas, por el elevado número de lugares de ocio.

Por esta razón la DGT invita especialmente a los ayuntamientos a participar en esta campaña a través de las policías locales. De esta manera se pretende que en ninguna zona exista impunidad para los conductores que no respeten las normas y conduzcan habiendo consumido alcohol por encima de las tasas permitidas.

En España se han intensificado las campañas de concienciación, por un lado, pero también se ha pasado de realizar casi 2 millones de controles preventivos de alcoholemia en el año 2003 a más de 5 millones el año pasado.

Sin embargo, los resultados de este incremento de controles dan una idea de la eficacia de la medida: El índice de positivos ha bajado en el mismo periodo del 4% al 1,85%.