TRAGSA ejecutará por 1,9 millones la II fase de la regeneración del Alto del Cuco

Derribos del Alto del Cuco
EUROPA PRESS
Actualizado 17/07/2018 10:18:32 CET

SANTANDER, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social de Cantabria ha encargo a la Empresa de Transformación Agraria SA (TRAGSA) la ejecución de la revisión de la segunda fase del proyecto de regeneración ambiental y paisajística del Alto del Cuco y vigilancia ambiental por 1,92 millones de euros.

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado hoy la notificación de la resolución del departamento que dirige Eva Díaz Tezanos según la cual el proyecto tiene un coste de 1.927.508 euros y se financiará en tres anualidades hasta 2020.

Una vez ejecutadas las demoliciones y tras revisar y redefinir el proyecto original en base a criterios de eficiencia, optimización de recursos, intervención con máxima naturalización, control de especies invasoras, etcétera, se acomete la segunda fase de regeneración ambiental y paisajística del Alto del Cuco, que pretende establecer una cubierta vegetal estable y autosuficiente.

Dicha cubierta desarrollará las funciones de recuperación del ecosistema y funcionalidad ecológica, recuperación paisajística y función estética, estabilización y protección del suelo, y ecotonalidad o función de integración entre espacios naturales y urbanos.

El ámbito de actuación comprende casi la totalidad del antiguo sector del Alto del Cuco.

El proyecto parte de una topografía de inicio que es el resultado de la primera intervención, en la que se ha producido ya una modificación de rasante en la franja inferior que a penas requiere nueva intervención.

Se procederá a la regeneración topográfica de la ladera para restaurarla con una morfología similar a la general del monte Tolío.

Se ejecutará una senda peatonal a través del espacio regenerado que conectará con las sendas existentes a modo de circuito por la Picota y el monte Tolío, con el objetivo de ampliar la oferta turístico cultural de la zona.

El paso siguiente será la regeneración ambiental, planteada en forma graduada en función de niveles y concebida a modo de semillero para posteriores actuaciones (municipales, de voluntarios, etcétera), ya fuera del proyecto, lo continúen.