Tres "líneas rojas" del PP al proyecto de ley de Régimen Jurídico

Isabel Urrutia
EUROPA PRESS
Publicado 05/04/2018 13:26:02CET

Que las empresas públicas puedan expropiar; limitaciones para ser director o secretario general y crear mesas de contratación a "tutiplén"

SANTANDER, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP dirá un "no rotundo" al proyecto de ley de Régimen Jurídico del Gobierno de Cantabria y de la Administración de la comunidad autónoma si, como se prevé en el texto, se capacita a las empresas públicas para expropiar; se crea una mesa de contratación por cada Consejería y si se limita el acceso al cargo de director o secretarios generales, "tres líneas rojas" que los 'populares' "no van a cruzar".

"Mientras esto siga así en la Ley no contará, esta ley, con el voto favorable del PP", ha advertido este jueves, en rueda de prensa, la diputada del PP Isabel Urrutia a la vista de la tramitación que este proyecto de ley está teniendo en el Parlamento de Cantabria.

Urrutia se ha quejado de que durante esta tramitación, que ha incluido la celebración de varias comparecencias de altos cargos del Gobierno en el Parlamento sobre el texto, "nadie" les ha dado una explicación "técnica, jurídica o política" que justifique estas "novedades" introducidas por el Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) en este proyecto de ley, algunas --dice-- incorporadas "en el tiempo de descuento".

La diputada del PP ha criticado algunas de las "potestades" que, en el proyecto de ley, se atribuyen a las empresas públicas, entre ellas, y la que, a su juicio, es "más grave": la capacidad expropiatoria.

"A los organismos autónomos se les prohíbe de forma contundente, a las fundaciones se le prohíbe pero a las sociedades mercantiles públicas se lo permite", ha censurado Urrutia, que considera una "barbaridad" que el proyecto de ley capacite a las empresas públicas para ejercer la que, según ha dicho es, "uno de los mayores privilegios de la Administración".

Para el PP, se trata de uno de los aspectos del proyecto de ley "que más les preocupa" ya que, a su juicio, "no tiene fundamento alguno". "¿Ustedes se imaginan a Cantur expropiando? ¿Ustedes se imaginan a Sican expropiando? ¿Ustedes se imaginan a Gesvican o a Sodercan expropiando? Yo prefiero no imaginarlo y menos vivirlo con lo cual haremos todo lo posible para impedirlo", ha aseverado.

También ha calificado de "temeridad absoluta" y "fuera de toda justificación que se pretenda crear mesas de contratación "a tutiplén" --una por Consejería-- ante la "insistencia" de la de Obras Públicas y Vivienda, dirigida por el regionalista José María Mazón, algo que a los 'populares' les "suena" a un "yo me lo guiso y yo me lo como".

"El Parlamento de Cantabria no está para atender caprichos de última hora y antojos de algunos dirigentes", ha advertido Urrutia, quien ha alertado de que esta creación de nuevas mesas de contratación "se contrapone" con informes de la Secretaría General de la Consejería de Presidencia y Justifican que lo que "recomiendan" es "unificar" todo en una sola mesa de contratación y "centralizar en vez de descentralizar".

Urrutia ha denunciado que esta petición de la Consejería de Obras Públicas no se admitió durante la tramitación de la norma en el Gobierno hasta el "último día", cuando llegó al Consejo de Gobierno para ser aprobada.

"Yo las razones de Obras Públicas las puedo suponer, que ni entender ni comprender evidentemente. No estoy de acuerdo para nada con ellas. Es más: cuanto más lejos la contratación del órgano gestor mejor", ha dicho la diputada del PP, que ha explicado que su partido apuesta por "una sola mesa de contratación autonómica", "centralizada, imparcial, independiente, transparente y alejada del órgano gestor".

En cuanto al tercer aspecto, el que tiene que ver con los cargos de directores y secretarios generales del Gobierno, el PP defiende que puedan desempeñar puestos funcionarios tanto fijos como temporales y que "todos" --tanto ellos como quienes procedan del ámbito privado-- deba demostrar "su valía", "su profesionalidad" y su "saber hacer".

"Creemos que la redacción actual, la que está hoy en vigor, la que determinó en 2002 la anterior Ley, es totalmente válida para el día de hoy", ha afirmado Urrutia, que cree que en los dieciséis años transcurridos desde entonces no ha habido, en relación a este asunto, "ningún problema" que justifique la necesidad de "innovar" o cambiar".

Además, el PP considera que hay otros aspectos del proyecto de Ley que son "mejorables", como, a su juicio, es el "abuso del silencio administrativo" que, a su juicio, se hace en ella, pero que no constituyen, a diferencia de las tres anteriores, "barreras infranqueables".