Juzgan el jueves a dos hombres con retraso mental por agresión sexual a una mujer cuando estaba ebria

Actualizado 26/06/2007 16:06:47 CET

La Fiscalía pide penas de 12 años de prisión y que indemnicen a la víctima con 18.000 euros

SANTANDER, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria juzgará el jueves, día 28, a partir de las 10.00 horas, a dos hombres con retraso mental "ligero" como supuestos autores de una agresión sexual a una mujer de 36 años que sufría un trastorno de la personalidad y en el momento de los hechos se encontraba bajo los efectos del alcohol que había ingerido previamente.

La Fiscalía, que en su escrito de calificaciones imputa a los acusados dos delitos de agresión sexual y una falta de lesiones, pide que se condene a cada procesado por cada uno de los delitos a 12 años de prisión, y por la falta de lesiones a 12 días de localización permanente. Asimismo, propone una medida de alejamiento durante 14 años, para que los acusados no puedan acercarse a la víctima o su domicilio, ni comunicarse con ella.

Los hechos ocurrieron el 6 de septiembre del pasado año, cuando la mujer se encontraba en las inmediaciones de un centro comercial de Maliaño y pasó por la zona uno de los imputados en una furgoneta. El hombre, Miguel Ángel B.C., recogió a la mujer y la llevó hasta la calle Alday de Maliaño, donde se subió al vehículo el otro acusado, Adolfo B.V.

Después, se dirigieron al polígono Mies de San Juan, en la misma población, e intentaron tener relaciones con la mujer, que se negó. Entonces, según el relato del fiscal, los acusados la metieron en la parte trasera de la furgoneta, donde comenzaron a desnudarla y a golpearla. Le realizaron tocamientos en sus partes íntimas y la obligaron, a pesar de su resistencia, a hacerles una felación.

La mujer logró finalmente abrir la puerta de la furgoneta y escapar de ella y fue recogida en el mismo lugar por agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Camargo, que encontraron en las inmediaciones varias prendas de vestir de la víctima y un zapato de caballero.

Dos horas más tarde fue localizada la furgoneta, en la que se encontró el otro zapato de caballero y los pantalones de la mujer, y se detuvo a los dos acusados, ambos afectados por un retraso mental ligero que, sin embargo, "no impide su capacidad de discernimiento cognitiva y volitiva".

Por su parte, la víctima tiene un trastorno de la personalidad y consumo abusivo del alcohol, bajo cuyos efectos se encontraba en el momento de la agresión. La Fiscalía aclara que los hechos no se derivan de su trastorno de personalidad.