Viesgo deberá indemnizar a una estación de servicio por un corte de suministro eléctrico que causó daños

 

Viesgo deberá indemnizar a una estación de servicio por un corte de suministro eléctrico que causó daños

Actualizado 30/11/2007 15:56:15 CET

SANTANDER, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Cantabria ha ratificado una condena impuesta a Electra de Viesgo Distribución por los daños que sufrió una estación de servicio debido a un corte en el suministro de energía eléctrica.

Según recoge la sentencia, hecha pública hoy, la avería se produjo el 31 de enero de 2003 cuando, a causa de una sobretensión en el suministro de energía eléctrica a una estación de servicio, se originaron daños en diversos aparatos eléctricos de la misma y pérdidas económicas tasados en 15.204 euros.

La sentencia señala como probado que la sobretensión se produjo por un corte del cable del neutro de la línea que unía el centro de transformación de la compañía eléctrica con la estación de servicio, que tenía un contrato de suministro de energía eléctrica con la empresa, que obligaba a ésta a dicho suministro.

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Santander condenó por estos hechos a Viesgo a abonar, como indemnización, 11.648 euros a la entidad Estaciones de Servicio del Cantábrico, más intereses legales, y 3.555 euros a su compañía aseguradora.

Contra esta sentencia, la eléctrica cántabra interpuso un recurso que ahora ha desestimado la Audiencia Provincial que, en los fundamentos de derecho de su sentencia destaca que, según la Ley del Sector Eléctrico, el suministro de energía a los consumidores sólo podrá suspenderse cuando conste dicha posibilidad en el contrato, o por causa de fuerza mayor o situaciones de las que se pueda derivar una amenaza "cierta" para la seguridad de las personas o las cosas.

Indica sin embargo que en este caso, no existe prueba alguna que acredite "de forma clara, precisa y sin duda alguna" que el corte del cable que provocó la avería se debiera exclusivamente a las obras realizadas por dos compañías de telecomunicación en Torrelavega.

Al respecto destaca que el Ayuntamiento de dicha localidad certificó que la licencia de obras para una de esas compañías se otorgó en el año 2001, mientras que el siniestro se produjo el 31 de enero de 2003, es decir, cuando menos, un año después.

La sentencia también señala que la compañía eléctrica disponía de un analizador de red en el cuadro de baja tensión del centro de transformación, situado frente a la estación de servicio afectada, que detecta las cargas y frecuencias, entre otros parámetros, y destaca que una comprobación de dicho analizador de red podía haber puesto en aviso a Viesgo del corte, o cuando menos, del defecto del cable del neutro.

Por ello, la Audiencia Provincial desestima el recurso de la empresa eléctrica, a la que impone el pago de las costas del recurso, confirmando la sentencia de instancia que condenó a la compañía a abonar una indemnización de 15.204 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies