UGT y CCOO se movilizarán el 8 de marzo para exigir soluciones contra la discriminación

 Rueda De Prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 22/02/2018 17:50:17 CET

SANTANDER, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT en Cantabria se movilizarán el 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, para exigir soluciones contra la discriminación y las desigualdades que afectan a este colectivo, lo que requiere la "necesaria" implicación de instituciones y gobiernos, pero también de los empresarios.

Así lo han sostenido ambos sindicatos en una rueda de prensa en la que han participado sus secretarios generales, Mariano Carmona (UGT) y Carlos Sánchez (CCOO), así como las responsables de Igualdad de UGT, Asunción Villalba, y de Mujer de CCOO, Rosa Mantecón.

Los sindicatos han asegurado que la lucha por la igualdad de la mujer y contra la discriminación es un asunto "diario" para ellos y que seguirá tras el 8 de marzo, si bien esta jornada pretende dar visibilidad a un grave problema que requiere "voluntad" de solución.

Para organizar las acciones en esta jornada de huelga general convocada por los colectivos feministas y que será parcial para UGT y COOO, ambos sindicatos han convocado una asamblea de delegados el 27 de febrero.

Ya se han decidido paros de dos horas por turno en empresas así como dos concentraciones en la Universidad de Cantabria y en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que se celebrarán simultáneamente a las 11.30 horas y que confluirán en una gran concentración en el Ayuntamiento de la capital cántabra a las 12.30 horas.

Además, UGT y CCOO secundarán la manifestación convocada por la tarde en Santander por las organizaciones feministas, en la que se demandará "altura democrática" a todos los sectores porque "la desigualdad tiene rostro de mujer", según Sánchez.

Su homólogo de UGT ha lamentado que las mujeres han sido el colectivo "más claramente perjudicado" por la reforma laboral, por lo que ha instado a "revertir" la situación.

En este sentido, la secretaria de la Mujer de CCOO ha asegurado que los derechos de las mujeres, incluidos los laborales, han sido "pateados", lo que "justifica" la jornada de huelga, mientras que la manifestación será "una herramienta para visibilizar la precarización" de la mujer.

Mantecón ha denunciado la "ineficacia" de las políticas de igualdad de género del Gobierno de Cantabria, así como que "los ciclos económicos pasan pero la desigualdad permanece y con más incidencia en Cantabria". Y por mucho que los sindicatos lo denuncian, "la realidad no cambia", ha lamentado.

Así, se ha referido a la brecha salarial, en Cantabria de 7.304 euros, mayor que en España, debido a que las mujeres trabajan en sectores más precarizados, peor retribuidos y donde no siempre se respetan los derechos laborales. A ello se unen las reducciones de jornada o excedencias para cuidar hijos y dependientes --nuevamente con Cantabria por encima de la media puesto que estas últimas corresponden a mujeres en un 91% de los casos--, un efecto de "lastre laboral" que además empobrece a las mujeres de cara a la jubilación.

Además, entre otros datos, ha recordado que hay 15.800 mujeres menos que hombres incorporadas a la actividad y 14.900 mujeres ocupadas menos que hombres; y que el 93,5% de los contratos firmados por mujeres en 2017 eran temporales frente a solo un 3% de indefinidos a jornada completa.

Por todo ello, Mantecón ha defendido la necesidad de "actuar sobre las causas" de la desigualdad y de que instituciones, gobiernos y empresarios --"porque con la contratación se inicia la discriminación"-- se impliquen en ello.

Por su parte, la secretaria para la Igualdad y Protección Social de UGT en Cantabria ha sostenido que "ha llegado el momento de dar un paso más" ante el "desprecio" del Gobierno de España del Partido Popular a las políticas de igualdad, que ha recortado hasta la "insignificancia" el los Presupuestos Generales de 2017, actualmente prorrogados, mientras los empresarios "miran para otro lado", de modo que la igualdad sigue siendo "la asignatura pendiente de la negociación colectiva".

Villalba ha acusado a los empresarios de "no querer ser transparentes" en materia salarial, por lo que la huelga del 8 de marzo es "necesaria" para reclamar la igualdad salarial en España, "en consonancia con Europa". "A las mujeres nos roban los sueldos y parte de nuestra jubilación", ha enfatizado, y ha asegurado que si hombres y mujeres tuvieran igual jornada, la brecha salarial se podría reducir "por lo menos a la mitad o incluso más".

También ha censurado que la igualdad es, en muchas empresas, cuestión de "apariencia y marketing" porque "carece de fondo". Entre otras cuestiones, se ha referido a la violencia de género en el ámbito laboral, "que existe pero no está visibilizada", sobre todo por miedo a represalias, por lo que ha reclamado que este problema se afronte "de manera decidida".

Y ha aglutinado todos estos problemas en el caso de las trabajadoras del hogar, "especialmente discriminadas", porque a las desigualdades citadas se suma que no carecen de prestaciones sociales en muchos casos, reclamando que España ratifique el convenio 189 de la OIT para normalizar su situación.

La responsable de Igualdad de UGT ha pedido la convocatoria del Pacto de Toledo para implantar medidas a corto y medio plazo que hagan "desaparecer" la discriminación de género; una reforma de la legislación procesal cuyo incumplimiento sea una forma de disuadir a las empresas de no cumplir derechos laborales; y una "mayor implicación" de la Inspección de Trabajo.