El arquitecto Carlos de Riaño dice que la Fundación Thyssen es "la gran beneficiada" del plan Prado-Recoletos

Actualizado 04/08/2006 17:32:43 CET
Destaca que la tala de árboles que se achaca al proyecto es "una falsedad absoluta" SANTANDER, 4 (EUROPA PRESS) El arquitecto santanderino Carlos de Riaño, que forma parte del grupo Trajineros, responsable del plan especial del eje Prado-Recoletos, afirmó hoy en Santander que la Fundación Thyssen "es la gran beneficiada" por esta reforma, "aunque otros se empeñen en decir lo contrario". Además, aseguró que la tala de árboles que se achaca a este proyecto es "absolutamente falsa". De Riaño, quien participó en un curso sobre 'Arquitectura en los cascos históricos' que se ha celebrado esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), resaltó así que la solución propuesta por el grupo Trajineros (compuesto, además de por el arquitecto santanderino, por Álvaro de Siza, Juan Miguel Hernández León, José Miguel Rueda y Fernandó de Terán), y que ganó el concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Madrid, supone una reducción del tráfico y la recuperación de espacio para el Paseo. "Se nos ha achacado la tala de 700 árboles, y eso es una falsedad absoluta", recalcó el arquitecto, quien subrayó que en el proyecto los árboles no desaparecen sino que son "desplazados" mediante complejas técnicas llevadas a cabo por ingenieros. Como contrapartida, recordó que la ampliación del Museo Thyssen sí supuso la desaparición de un "jardín arbolado" y unos "árboles bastante sanos" de los que "no queda ni uno", apostilló. Asimismo, aseveró que, con el plan especial, en la acera del Banco de España y de la Fundación Thyssen se llegará a una anchura de 7,5 metros a los 2,9 actuales, una dimensión "muy pequeña para las grandes colas que se forman para ver las exposiciones" y que "a veces provocan que la gente no quepa en el jardín y salga a la calle". Preguntado por los periodistas acerca de por qué podría la baronesa Thyssen querer "desacreditar" el proyecto de reforma del Prado-Recoletos, De Riaño comentó que "eso habría que preguntárselo a la baronesa". En cualquier caso, dejó claro que la afección al arbolado "es prácticamente nulo". Incidió en que, además, con la reforma "habrá mucho menos tráfico", y éste "estará mucho más distante". "Todo son ventajas", sentenció. A este respecto, señaló que en virtud de una nueva propuesta del Ayuntamiento y de los grupos de la oposición el tráfico en la zona se reducirá hasta en un "30 y pico" por ciento frente al 20 por ciento previsto en la idea original. En este sentido hizo hincapié en la "voluntad" del Consistorio de Madrid por lograr esa reducción del tráfico, algo que se está "haciendo poco a poco" pero que, sin embargo, a su entender, al final tendrá que solucionarse mediante la "restricción" de la circulación "en la almendra central" de la capital. INFORMACIÓN PÚBLICA El arquitecto comentó que, en su opinión, el proyecto de reforma de Trajineros para el eje Prado-Recoletos no se aprobará definitivamente hasta la próxima legislatura. Resaltó que este planteamiento ya se ha sometido "dos veces" a información pública, por lo que en su opinión este trámite "ya ha sido suficiente". "El que no se ha informado ha sido porque no ha querido", remarcó el arquitecto quien, no obstante, apuntó que el alcalde madrileño, Alberto Ruiz Gallardón, someterá el proyecto a una nueva información pública "más mediática" entre octubre y marzo próximos.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies