Cada hora de televisión que ven los niños incrementa hasta en un 12% el riesgo de padecer obesidad en la madurez

Actualizado 31/07/2006 19:01:00 CET

El doctor Bueno cree "justificadísimo" el programa piloto de Sanidad para reducir el número de obesos en escuelas, aunque con "controles"

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cada hora de televisión que ven los niños y adolescentes aumenta hasta en "un 12 por ciento" el riesgo en los niños y adolescentes de padecer obesidad en el futuro. Así lo destacó el doctor Manuel Bueno, pediatra y profesor emérito de la Universidad de Zaragoza, que intervino hoy en la Escuela de Nutrición 'Francisco Grande Covián', de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Bueno aseguró, en declaraciones a Europa Press, que el programa piloto que pondrá en marcha el Ministerio de Sanidad el curso que viene para promover la alimentación saludable y el ejercicio físico está "justificadísimo", ya que "el 80 por ciento de los escolares que son obesos y que no sean tratados, van a ser adultos obesos".

No obstante, Bueno alertó de que ha "oído muchos programas pilotos desde hace 20 años", que luego no han tenido "continuidad", añadiendo que lo ideal es que los niños obesos "no se sientan discriminados", y que el proyecto sea "a largo plazo" y "con controles periódicos", como único modo de hacer frente a lo que denominó una de las principales "epidemias emergentes" en España.

En este sentido, el ex jefe de Medicina Interna del Hospital San Carlos y director del seminario, Manuel Serrano-Ríos, indicó que "lo que ha dicho la ministra", Elena Salgado, sobre el programa piloto, es en realidad "una continuación de la iniciativa NAOS", de "hace año y medio", incidiendo en "que se ha de hacer de una manera controlada", y con publicaciones periódicas de los resultados.

Esta tarea de control de la obesidad no debe de excluir a la población más anciana, ya que en las personas con más de 65 años existen unos índices de sobrepeso que se encuentran "en torno al cincuenta ciento" en los hombres y en el "40 por ciento", en las mujeres, de los cuales "la mitad" son "obesos, en sentido estricto", según afirmó el doctor José Manuel Ribera, catedrático de Geriatría.

UNA ENFERMEDAD DE POBRES Y MENOS CULTOS

Los tres especialistas coincidieron en destacar que si bien la cifra de obesos en España se "ha multiplicado por tres", hasta llegar a un 15,4 por ciento, otro rasgo común es que existe una "correlación absolutamente inversa con el mayor nivel adquisitivo y de educación", según Serrano-Ríos.

"Desgraciadamente es una enfermedad más de pobres que de ricos y es una cuestión de educación", aseguró Serrano -Ríos, por lo que abogó por ahondar en "informar a toda la población de que es fundamental lo que se come para no estar gordo".

El doctor Ribera aseguró que en el futuro en España todavía se verán a personas más gordas por las calles, fruto de la sociedad de la opulencia, con lo que apostó también por "la importancia" de prevenir desde todos los frentes a esa enfermedad, fundamentalmente a través de "tres grandes sectores profesionales": los periodistas, los maestros y los propios profesionales sanitarios.

Serrano-Ríos, presidente del Instituto Danone, abogó también porque el interés por la salud "no sea una moda pasajera", a lo que puede contribuir "la desinformación y la frivolización en los medios de comunicación", colectivo que tiene "una enorme responsabilidad".

Por último, Ribera destacó que otro proceso paralelo a los programas de la Administración para combatir la obesidad es que en las facultades de Medicina españolas se cursan ya asignaturas de Nutrición, lo que "no existía hasta muy recientemente", con la generalización de diplomaturas y cursos de postgrado sobre Alimentación.