En España hay "invisibilidad" en la discriminación por SIDA ya que los afectados han "asumido" esta situación

Actualizado 31/07/2006 15:51:05 CET

Un profesor del Instituto de Derechos Humanos 'Bartolomé de las Casas' de la Carlos III aboga por elaborar protocolos y normas

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Diego Blázquez, profesor del Instituto de Derechos Humanos 'Bartolomé de las Casas' de la Universidad Carlos III de Madrid, destacó hoy en Santander que en España existe una "invisibilidad" de la discrimación que sufren las personas afectadas por VIH-SIDA que, según dijo, han "asumido" esta situación y "ni siquiera luchan por sus propios derechos".

Blázquez, quien interviene en el curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre esta materia y ha coordinado el estudio FIPSE sobre este tema, recalcó así la "separación" que existe en España entre "lo que dice" el ordenamiento jurídico y la normativa legal y "la realidad" dado que, según indicó, en nuestro país la discriminación por VIH "no se ve".

En este sentido, comparó la situación española con la de Estados Unidos en donde, tal y como explicó, se han presentado "dos casos ante los tribunales", los cuales "han tenido una gran visibilidad" y repercusión. Al respecto, apostilló que se trata de personas con VIH, que "han utilizado los recursos legales" que ofrece el sistema jurídico para "luchar contra la discriminación".

Detalló que estos dos casos afectan por un lado al 'Circo del Sol', que fue demandado por un despido por a una persona infectada con VIH a la que "tuvo que pagar 600.000 dólares"; y al Gobierno estadounidense, ya que la otra demanda ha sido interpuesta por un funcionario del Departamento de Exteriores contra Condolezza Rice, como máxima responsable del mismo.

Por el contrario, en el caso de España, este profesor subrayó que si bien existe una normativa "del mismo nivel" que en EE.UU., los afectados por VIH-SIDA "han asumido" la discriminación de modo que "ni siquiera luchan por sus propios derechos". Agregó que esta situación "afecta sobre todo a ámbitos privados", como el de las empresas, los seguros o los servicios bancarios privados.

Además, consideró "especialmente preocupante" la situaciones relacionadas con la inserción laboral de los afectados por la enfermedad, pues "la mejor forma de lograr la socialización es el trabajo", recalcó.

PROTOCOLOS

Para atajar este problema, este especialista --que recientemente presentó en el Ministerio de Sanidad un estudio realizado por la fundación FIPSE sobre esta cuestión--, abogó por la elaboración de protocolos y normas sobre el tratamiento a las personas con VIH, así como por un "mayor empoderamiento" de este colectivo en las ONG's, "en el mismo nivel" que, según comentó, ya se da en otros grupos, como los de discapacidad o los relativos a la mujer.

Asimismo, hizo hincapié en la importancia de un "mayor protagonismo" del tejido asociativo en este campo, con el fin de "dar una visión positiva" de los afectados por la enfermedad, de modo que estas personas "sean capaces de tejer sus propias redes" y "dar sus propias soluciones". En relación con esta idea, minimizó el papel de los "enfoques tecnocráticos" en relación a "cuando los propios afectados ofrecen sus propias soluciones".

Finalmente, defendió un "cambio" de "valores" y de la forma de "entender las relaciones sociales" y, a este respecto, consideró "fundamental" el poner en marcha "una educación en valores" que "rompa el miedo al otro y al diferente"; y el desarrollo de los currículums escolares de la educación sexual y reproductiva.