Gorostiaga defiende una reforma del Estatuto alejada del "mimetismo" y con "concurrencia" de todos los partidos

Actualizado 30/06/2006 17:18:40 CET

El Gobierno remitirá a los grupos parlamentarios las conclusiones del grupo de trabajo tan pronto como las reciba

SANTANDER, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta cántabra y consejera de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos, Lola Gorostiaga, se mostró hoy favorable a abordar una reforma del Estatuto de Cantabria, pero consideró que debe huirse del "mimetismo" con otras comunidades o de cualquier otra cuestión que "por un cierto complejo de inferioridad" pueda conducir a un Estatuto "que no se parezca en nada" a lo que es la región.

También incidió en la necesidad de afrontar esa reforma "con la concurrencia de todas las fuerzas parlamentarias" y aseguró que, tan pronto como el Gobierno tenga en sus manos las conclusiones del grupo de trabajo, serán remitidas a todos los grupos para que las analicen, extraigan sus conclusiones y estudien la posibilidad de abrir un debate, no sólo político, sino abierto al conjunto de la sociedad.

Gorostiaga hizo estas afirmaciones durante el acto de clausura del curso conmemorativo del 25 aniversario del Estatuto de Autonomía de Cantabria, celebrado en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Para la vicepresidenta regional y secretaria general de los socialistas cántabros, una reforma del Estatuto debería tener en cuenta la incidencia de las políticas europeas en la comunidad autónoma e incluir nuevos derechos subjetivos a favor de la igualdad de género, la libre opción sexual, la protección a la dependencia o el medio ambiente.

Pero aparte de una reforma estatutaria, consideró que España necesita además una modificación de la Constitución para "poner al día" cuestiones como la utilidad del Senado, dotar de más competencias a los tribunales superiores de justicia o traspasar a las comunidades la gestión de las cuencas hidrográficas.

OTRAS REFORMAS

Respecto al proceso de reformas estatutarias iniciado en el país, Gorostiaga subrayó que el Estado autonómico "no sólo es respetuoso con la pluralidad" de las regiones, sino que lo es también con la "singularidad y particularidad que puedan hacer valer" las comunidades "sin quebranto de los principios constitucionales y los derechos iguales de los ciudadanos".

En su opinión, la España actual sigue siendo la misma de cuando se aprobó la Constitución, un texto en el que se consagra la "unidad" nacional como elemento "compatible con el reconocimiento del derecho a la autonomía y las nacionalidades y regiones, sobre la base de la solidaridad entre sus pueblos y del respeto a la diversidad social, política, lingüística y cultural".

Según dijo, en España el "pluralismo" es un "elemento intrínseco de su identidad" y la Constitución "afirma una autonomía que es libertad, identidad y pluralidad, y se sitúa en las antípodas de una concepción sectaria, impositiva y uniformadora del país". "Hemos demostrado que una España descentralizada administrativa y políticamente permite mayores niveles de convergencia en calidad de vida", apostilló Gorostiaga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies