Luciano Parejo se muestra dispuesto a ser rector de la Universidad Carlos III si le proponen para el cargo

Actualizado 31/07/2006 12:34:00 CET

Cree que sus objetivos en la UIMP "no se van a poder cumplir" y ve necesario un cambio que la diferencie de otros cursos de verano

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Luciano Parejo, está dispuesto, si se lo piden, a ser el nuevo rector de la Universidad Carlos III de Madrid, cuando deje el cargo en el mes de marzo Gregorio Peces Barba. De ser así, asegura que no sería un rector con un proyecto "de futuro, futuro", sino "de transición".

En una entrevista en Radio Nacional de España (RNE), recogida por Europa Press, Parejo reconoció que su proyecto para la UIMP está "a la mitad" de su recorrido, pero es "evidente" que sus objetivos "no se van a poder cumplir".

Además, explicó que con el cambio al frente del Ministerio de Educación es "lícito" que la nueva titular, Mercedes Cabrera, "considere recomponer su equipo" y eso podría incluir a la UIMP, aunque no sea "estrictamente" parte de dicho equipo. Si bien por ahora no se ha hablado al respecto, cuando terminen los cursos de este verano el rector se reunirá con la ministra, a la que dice deberse en primer lugar.

Estas dos cuestiones, el cambio en el Ministerio y la dificultad de sacar adelante su proyecto, entre otras cosas por falta de presupuesto, se suman a un tercer factor, la próxima marcha de Gregorio Peces-Barba de la Carlos III, una universidad con la que Luciano Parejo está "muy comprometido moralmente".

En la entrevista, Parejo señaló que, si bien él no lo cree, hay otras personas que le señalan como el mejor sucesor para Peces-Barba y el único que podría "garantizar una transición" en dicha universidad. En cambio, él piensa que sería bueno "no repetir áreas", porque tanto Peces-Barba como él son juristas y en las universidades se necesita "renovar la sangre" con personas de diferentes ámbitos.

En cualquier caso, reconoció que en este caso se dan circunstancias "muy concretas", tras una gestión "muy específica" y agregó que, de asumir él dicho cargo, no sería "como un rector con un proyecto de futuro, futuro, futuro, futuro, sino solamente de transición y normalización".

BALANCE AL FRENTE DE LA UIMP

Después de dos años al frente de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Luciano Parejo aseguró que el primer año se pudo hacer "poco" y fue fundamentalmente de "interiorización" de las características de la universidad. En este segundo año aseguró estar satisfecho, tanto con el programa académico como con el cultural.

No obstante, aseguró que la cada vez mayor dificultad existente para obtener subvenciones y patrocinios también condiciona esa programación y no se cuenta con tanta libertad a la hora de determinar los contenidos.

"Para este año teníamos un proyecto más ambicioso, pero eso requiere un presupuesto y eso no se consigue de un año para otro", agregó el rector de la UIMP, quien consideró que "hay que crear un clima" para ello. "Va a costar trabajo, pero se va a conseguir", apostilló.

DIFERENCIARSE

En su opinión, la UIMP debe cambiar su modelo si quiere diferenciarse de las demás universidades y centros que ofertan actualmente cursos de verano. De lo contrario, la UIMP "no ofrece nada distinto en el panorama", no pasa de ser "un lugar donde suceden cosas que aparecen en los periódicos, las radios y las televisiones", "y eso no justifica la UIMP", indicó el rector.

En sus palabras, "hay que ir a otro modelo", pero para eso se necesita que los poderes públicos se "conciencien" y cambie la "inercia del reflejo presupuestario de la política universitaria" en este ámbito.

"Eso no se puede pedir de un año para otro, porque tampoco esto es tan importante en la gestión total de un país para que se le pueda pedir a un Gobierno que atienda inmediatamente las cosas que dice un rector", agregó Parejo. De todas maneras, se mostró convencido de que es cuestión de tiempo y "poco a poco" se materializará ese cambio en la UIMP.

Una de sus ideas para ese cambio es que las universidades públicas se impliquen en la UIMP, por ejemplo, integrando a sus rectores en el patronato de la Menéndez Pelayo, algo que ha intentado sin éxito. También sugiere que a cada una de las universidades se le dé "ocasión de lucirse" en la UIMP con una programación de verano.

POLÍTICOS EN LAS AULAS

Preguntado por el elevado protagonismo que adquieren los representantes políticos en las aulas veraniegas de la UIMP, el rector no cree que sea bueno "ni siquiera" para los propios políticos. Aunque le hubiera gustado reducir "a un tercio" esa presencia, dice no haberlo conseguido, máxime con unas elecciones a la vista en menos de un año.

Por otro lado, en cuanto a la exigencia académica, explicó que tras la experiencia del verano pasado se decidió definir unas normas académicas muy pensadas a quienes pretendían organizar cursos. Tampoco esto ha conseguido hacerse efectivo porque es difícil hacer ver a los profesores que, "aunque estén aquí 15 días, funcionalmente son profesores de la casa y tienen que aceptar las normas".

Conseguir que esas normas calen es, en opinión de Luciano Parejo, "una labor casi pedagógica" que hay que ir abordando "con mano izquierda".

ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL

En cuanto a los cursos de español, cree que se ha conseguido darles un nuevo impulso, tanto en lo relativo a la enseñanza tradicional del español, como en los máster. El objetivo es conseguir diversificarlos "enormemente", por ejemplo, combinando aprendizaje del español con el turismo, o planteando cursos específicos para discapacitados.

En esa idea de la diversificación Parejo opinó que pueden realizar alguna aportación al Campus Comillas, un proyecto que la UIMP también tiene que tener en cuenta a la hora de planificar el futuro de sus cursos de español, dado que su actividad será en el mismo terreno.

Otro logro de este equipo rectoral en la vertiente de enseñanzas del español es que se haya adjudicado, gracias a una "gestión muy austera" que ha permitido "ahorrar", la rehabilitación de uno de los bloques del Colegio Mayor de Las Llamas. Además, se tienen conversaciones "muy avanzadas" con el Ayuntamiento de Santander para conseguir más edificabilidad en la parcela, para que se pueda ejecutar un edificio para nuevas instalaciones.

RELACIONES CON OTRAS INSTITUCIONES

Precisamente de sus relaciones con las instituciones locales y regionales también habló el rector en su entrevista. Luciano Parejo tuvo buenas palabras hacia el Gobierno de Cantabria, con el que no existe "ninguna dificultad", cosa "lógica" por otro lado, porque las relaciones no afectan a cuestiones de detalle que es en las que pueden surgir "dificultades".

En esta línea, las relaciones sí que son "mejorables" con el Ayuntamiento de Santander, con el que el trato sí afecta a los detalles, como propietario de la Península y del Palacio de La Magdalena.

No obstante, el rector matizó no se trata de "mala voluntad" del Consistorio y atribuye parte de la "culpa" a la propia universidad, "por no haber sabido expresar a tiempo y en su debida forma" cuáles son sus necesidades y qué actividades organizadas y permitidas en la Península en la legítima defensa que el Ayuntamiento hace del bienestar de sus vecinos interfieren con la actividad de la UIMP.

"Para un profesor que viene de Harvard y está aquí un fin de semana, obviamente no le da sensación de campus", argumentó el rector, quien se mostró seguro de que en años sucesivos se solucionará, porque la UIMP está localizada en Santander y también la ciudad "tiene algún interés" en que sea así.