La UIMP rinde homenaje al exfiscal José Manuel Maza, un hombre "dialogante y de paz"

Homenaje a José Manuel Maza
UIMP
Publicado 10/07/2018 19:12:52CET

Maza falleció en Argentina en 2017 por una grave infección

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha rendido esta tarde un homenaje póstumo al exfiscal general del Estado, José Manuel Maza, fallecido en noviembre del 2017 durante un viaje a Buenos Aires (Argentina) por una grave infección, y del que se ha destacado su faceta de hombre "dialogante", "sonriente" y de "paz".

Así, su sucesor en el cargo, el exfiscal general Julián Sánchez Melgar, ha subrayado el "talante dialogante" de Maza y su "respeto" por la "opinión discrepante", un aspecto que es "una de las cosas que más maravillaba" porque, tal y como ha explicado, cuando se producen deliberaciones en tribunales se producen luchas "de egos y orgullos".

"Eso no le pasaba a José Manuel", ha incidido Sánchez Melgar, quien ha añadido que Maza iba con la mente "abierta" a las deliberaciones, al tiempo que ha recordado que le tocó tomar decisiones "difíciles". "Ha sido siempre un hombre conciliador que odiaba los rencores", ha rememorado, para añadir que era una persona de "sonrisa abierta, paz y concordia".

Sánchez Melgar, que ha recordado que conoció a Maza a comienzos de la década de los años 2000 en el Tribunal Supremo, ha indicado que desde ese momento surgió una amistad que trascendió el aspecto laboral y, por ello, se convirtieron en "dobles compañeros de la vida".

De esta forma, ha centrado su intervención en los aspectos laborales y personales de la persona de José Manuel Maza, un hombre "erudito" con el que veía partidos de fútbol en su casa.

En cuanto a su labor profesional e investigadora como universitario, ha recordado que Maza fue un "converso" en ámbitos como el estudio de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, un tema que terminó abordando de una manera "más complicada y comprometida" por su posición ostentando un cargo público, al relacionarla con la financiación de los partidos políticos.

En este sentido, Sánchez Melgar ha hecho referencia a que fue uno de los cinco miembros del jurado que examinó a Maza y que una cosa que no olvidará "nunca" fue que Maza "prácticamente se echó a llorar de alegría del gozo" que le daba haber aprobado el Doctorado.

MAZA ERA UN "MELÓMANO" QUE "LEÍA A PLATÓN EN GRIEGO"

Sánchez Melgar también ha expresado que la "máxima aspiración" que Maza le confió era que cuando se jubilara quería ser "guía turístico de Segovia porque se lo sabía todo", al tiempo que ha comentado que era un "melómano" a quien le gustaba la música o la literatura.

También ha mencionado que el homenajeado era un hombre "polifacético" que había estudiados dos carreras a la vez, Derecho e Historia Medieval, y que "leía a Platón en griego" y que el último libro que estaba leyendo era la novela '4, 3, 2, 1', de Paul Auster.

El exfiscal general del Estado, que ha recordado cómo recibieron la noticia del fallecimiento de Maza el 18 de noviembre del 2017, ha concluido su intervención, emocionado y entre los aplausos del público asistente al acto, con un tango cuya letra dice 'Acuden a mi mente recuerdos de otros tiempos, de los momentos que antaño disfruté".

"Adiós José Manuel, compañero de la vida", ha concluido Sánchez Melgar, quien ha destacado que en su opinión los homenajes "deberían ser dados en vida", pero que en este caso "desgraciadamente" no puede ser.

"ENORME RESPETO"

En el acto homenaje también han participado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la Fiscal Superior de Cantabria, Pilar Jiménez; y la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega Benito, quien ha asegurado que se ha rendido homenaje "al jurista, al erudito", a hombre "cercano, sencillo" que "buscaba siempre el lado positivo de las cosas.

"No se muere del todo mientras se permanece en el recuerdo. José Manuel está en nuestro recuerdo", ha enfatizado Ortega Benito, mientras que Jiménez ha destacado que todos los fiscales superiores le tenían "un enorme respeto" por su "calidad humana" y su "excelencia jurídica".

Al tiempo que se ha referido a que Maza era un hombre "tremendamente receptivo", "muy culto", con una "especial empatía" con los fiscales de provincias, "cordial" y "campechano", Jiménez ha expuesto la necesidad de darle las gracias "por su profesionalidad" y porque "no le tembló el pulso" a la hora de tomar decisiones. "Hoy tenemos que quedarnos con lo positivo y ver la botella medio llena, no quedarnos con la tristeza que nos embargó", ha dicho, cuando falleció "prematuramente".

El último en intervenir en el homenaje ha sido Revilla, quien ha recordado que conoció a Maza en una fiesta de cumpleaños del abogado José María Fuster Maza y que en aquella ocasión estuvo con él "más de dos horas" pero "hubiera estado un día entero", ya que ha destacado su "lucidez", su "simpatía" y que "no imponía sus ideas", un aspecto en el que ha coincidido con los demás intervinientes.

Revilla, que ha manifestado que Maza era "una persona absolutamente extraordinaria", ha comentado no obstante que no tuvo mucho contacto personal con él, pero que le "hubiera gustado muchísimo" haber compartido más tiempo con el homenajeado, contrastar ideas y escucharle porque era "un pozo de sabiduría, sabía de todo" y tenía una "clarividencia enorme".

"Estábamos de acuerdo en lo más importante. Desde aquí, allá donde esté, le queremos y le recordamos", ha concluido el presidente cántabro.