La Unión de Oficiales rechaza las acusaciones contra el jefe de la Guardia Civil

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La Unión de Oficiales rechaza las acusaciones contra el jefe de la Guardia Civil

Actualizado 10/11/2016 10:52:48 CET

Acusa a la guardia civil que lo denunció por su comportamiento con ella y dos compañeras que no usaron chaleco en un ejercicio de "tergiversar"

SANTANDER, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil califica de "infundada" y "totalmente alejada de la realidad" la versión ofrecida por la vocal en el Consejo de la Benemérita que ha denunciado ante el Juzgado Togado Militar de Madrid al jefe del Instituto Armado en Cantabria, el coronel Luis Antonio del Castillo, por su actuación con ella y dos compañeras que no se pusieron el chaleco antibalas para un ejercicio de tiro al no ser de su talla ni adaptarse a sus formas femeninas.

En un comunicado, esta asociación de guardias civiles ha acusado a la denunciante, la cabo Pilar Villacorta, que representa a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en el Consejo de la Benemérita, de "tergiversar los hechos" en la rueda de prensa que ofreció ayer sobre estos hechos, ocurridos hace un mes en la galería de tiro y ha opinado que su versión está "al borde de un nuevo género narrativo: la ficción asociativa".

DIFERENTES VERSIONES

Así lo sostiene UO después de que su delegado territorial en Cantabria, el teniente José María Martínez Valdés, presenciara, según asegura, lo acontecido.

La versión recogida por UO plantea varias diferencias con lo narrado por la denunciante y el secretario general de la AUGC en Cantabria, Alberto García, en el día ayer.

Así, por ejemplo, mientras que Villacorta afirmó que cuando ella y dos compañeras que no había chaleco de su talla y adaptado a su cuerpo de mujer a la hora de realizar el ejercicio pidieron al responsable del mismo hacerlo sin esta prenda y éste aceptó, UO asegura que la denunciante "se negó a realizar dicho ejercicio con el chaleco alegando incomodidad" haciendo "caso omiso" a lo que le planteó el equipo docente.

UO asegura que el equipo docente informó a Villacorta y a las otras dos compañeras de la necesidad de utilizar el chaleco reglamentario por seguridad dado que el ejercicio se realizaba con munición real.

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil sostiene que, al tener conocimiento de lo ocurrido un teniente que es asesor técnico en intervención operativa comunicó al jefe de la Benemérita en Cantabria, Luis Antonio del Castillo, que la normativa vigente especifica la necesidad de realizar determinados ejercicios con el chaleco reglamentario.

Según la UO, el coronel Luis Antonio del Castillo también fue informado por el teniente de que se estaban observando "preocupantes carencias" en la colocación y uso del chaleco, que incluso se lo llegaban a colocar al revés, y, también de la conveniencia de realizar una charla formativa al respecto.

Explica UO que el coronel mostró su conformidad y, además, decidió acudir a la misma, "preocupado e interesado", según entiende esta asociación, "en conocer de primera mano la formación que reciben sus guardias".

Según la versión de UO, una vez en la galería, fueron los instructores y el profesor habilitado en Intervención Operativa los que estuvieron instruyendo sobre colocación y uso del chaleco "sin que, en ningún momento, se obligase a nadie a colocarse el chaleco contra su voluntad". También asegura que "fuese el propio coronel Del Castillo quien colocase dicha prenda a una guardia civil.

La denunciante y el representante de la AUGC aseguró que las guardias civiles habían llegado a ser "violentadas físicamente" al ver cómo les apretaban el chaleco.

Señala la Unión de Oficiales que durante la charla, fue el teniente habilitado en intervención operativa que había informado a Del Castillo de lo acontecido el que mostró a Villacorta en la "correcta colocación del chaleco" y se le mostró que esta prenda reglamentaria no impide el acceso al arma, tal y como ésta mantenía.

Se asegura desde UO que en ese momento la denunciante "justificó su desconocimiento en el uso de la prenda alegando el tiempo que llevaba sin utilizarla".

Respecto a algunas de las quejas planteadas por la denunciante sobre la discriminación que supone el uso de este chaleco para las guardias civiles en comparación con sus compañeros varones, UO niega que no impide acceder al arma y, respecto a la incomodidad alegada, recuerda que "no es una prenda ideada para vestir sino para garantizar la seguridad en caso de impacto de proyectil".

"Es preferible estar algo incómodo en un ejercicio de tiro pero tener las mayores garantías de seguridad mientras se realiza un ejercicio, como decimos, con munición real y bajo los riesgos que ello conlleva", sostiene.

UO reconoce que "debería contarse con un número adecuado de chalecos adaptados a la fisonomía femenina" pero opina que mientras ello sucede "la obligación de los oficiales es dotar de las máximas garantías de seguridad a los guardias civiles".

Considera que, en este sentido, los chalecos reglamentarios, que según dice son "unisex", resultan "adecuados" para dicho cometido.

"No sólo estamos ante una denuncia que carece del más mínimo rigor y totalmente alejada de la realidad sino que, además, lo anuncian en una rueda de prensa donde, a fin de cuentas, vienen a decir que el coronel que ha exigido que se cumpla la normativa vigente a favor de la seguridad de la cabo ha sido denunciado por abuso de autoridad", censura.

La UO ha resaltado que el ejercicio asociativo y la reivindicación de derechos "debe hacerse con ética y responsabilidad" y no --dice-- "mediante la falacia con las que algunos buscan el titular fácil, sin importarles con ello exponer mediáticamente a oficiales de una profesionalidad intachable".

Ante la "gravedad" de las acusaciones de la denunciante, la UO ha trasladado su "total apoyo" tanto al coronel denunciado como alresto de guardias civiles instructores que intervinieron cumpliendo, según insiste, "escrupulosamente la normativa que regula estos ejercicios".

"Es evidente que la UO apoya la legítima y necesaria reivindicación de dotar a las componentes femeninas de chalecos adaptados a su fisonomía pero no comparte que, para ello, deba cuestionarse la profesionalidad de unos oficiales sobre los que no cabe arrojar la más mínima sombra de sospecha, ni tampoco tergiversar los hechos", afirma.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies