Urrutia cree que el "derrotado" es Diego, le culpa de la "división" y le pide que no "prolongue la agonía al PP "

Isabel Urrutia
EUROPA PRESS
Publicado 11/03/2017 21:31:23CET

SANTANDER, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La diputada del PP cántabro Isabel Urrutia cree que el presidente del partido y candidato a la reelección, Ignacio Diego, ha sido el "derrotado" en las primarias del pasado miércoles previas al Congreso Regional del 25 de marzo, porque si bien ha obtenido más votos de afiliados que la otra candidata, la secretaria general, María José Sáenz de Buruaga, hay un proyecto que "sube" (el de ella, que concurre por primera vez a la Presidencia) y otro que "baja" (el de él, que es la "cuarta vez" que opta al cargo, con un 51% de apoyos frente al 99% con que accedió en anteriores ocasiones).

La parlamentaria 'popular', afín a la número dos, está convencida de que ésta va a ganar en el cónclave de dentro de dos semanas, en el que cerca de un millar de compromisarios escogerán al próximo presidente del PP, por lo que ha dicho al actual líder que "no tiene sentido prolongar la agonía al Partido Popular quince días más".

A este respecto, Urrutia le ha culpado de la situación en la que se encuentra el PP, que "está dividido gracias a Ignacio Diego", y ha vaticinado que el partido seguirá así a partir del día 25 si gana él el Congreso, mientras que si se impone Buruaga "no" seguirá "dividido en dos". Pero "María José gana el día 25", ha aseverado en declaraciones a Europa Press.

A juicio de Urrutia, en las primarias del pasado miércoles -en las que Diego obtuvo 1.558 votos, frente a los 1.422 de Buruaga- "ha ganado el miedo", en tanto que la candidatura de la secretaria general "ha ganado al miedo que Diego ha metido a las personas".

La parlamentaria ha lamentado que el presidente y candidato se niegue a aceptar la "sentencia" de la militancia y el "clamor" de la sociedad, que pide "un cambio" en la formación Popular, como propone la secretaria general. Al hilo, ha enfatizado que Buruaga se ha impuesto en las primarias en la mayoría de los municipios más grandes, que suman cerca de 480.000 personas, mientras que Diego ha obtenido más respaldos en ayuntamientos medianos y pequeños y núcleos rurales.

Ha comparado el apoyo de Diego con el obtenido, por ejemplo, por Xavier García Albiol en Cataluña (98,7%) o María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha (99%). Y se ha referido también a la comunidad que ha puesto como ejemplo Ignacio Diego, Castilla y León, donde según el presidente del PP cántabro la candidatura que ha perdido se ha integrado en la que ha ganado, como propone él a Buruaga en Cantabria.

Sin embargo, Urrutia ha aclarado que en la región vecina lo que sucede es que el líder 'popular', Juan Vicente Herrera, "se retira", y deja paso a dos candidaturas: la de su secretario general, el actual alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el regidor de León, Antonio Silván, durante varios años en su Gobierno en la Junta.

"¿En Castilla y León el número dos sí puede ser sucesor y en Cantabria no?", se ha preguntado Urrutia, que ha planteado en este sentido que tal vez el "problema" es que Diego sea "misógino" y no puede sustituirle "ninguna mujer".

Siguiendo la comparativa con otras autonomías, ha señalado que tras las elecciones autonómicas y municipales de 2015 varios líderes del PP han dado un paso atrás, como Pedro Sanz en La Rioja, Alicia Sánchez Camacho en Cataluña o Alberto Fabra en Valencia, y ha planteado si Diego y Cantabria son una "excepción" a nivel nacional.

A este respecto, Urrutia ha contrastado que "ningún presidente" ha puesto su "situación personal por encima" del PP, y ha afeado a Diego que "supedite" la formación a sus intereses. Frente a ello, y en alusión a algunos afines al presidente -como los diputados Cristina Mazas o Santiago Recio, que han explicado que le apoyan por "lealtad"- Urrutia ha señalado que su "lealtad es con el Partido Popular". Y a renglón seguido ha sentenciado que "lo mejor" para el PP cántabro "no pasa por que Ignacio Diego sea presidente".

Finalmente, sobre la oferta que el número uno ha hecho a la número dos, y que ha reiterado este sábado, para que elija a la mitad del comité ejecutivo y lograr así una lista única e integradora, Isabel Urrutia ha asegurado que el objetivo de esta oferta, que se resume en "quítate tú" y a cambio escoges al "50 por ciento" de la dirección, es que él siga siendo presidente para continuar "dominando, bloqueando y blindando" al partido. "Diego quiere una marioneta", ha finalizado la diputada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies