USO acusa a Gorostiaga de "maquillar" su "fracaso" en Bridgestone recurriendo a sindicatos "afines"

Actualizado 29/12/2009 20:24:52 CET

Piden a la vicepresidenta que explique el apoyo del Gobierno central a la planta de Bridgestone en Burgos

SANTANDER, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sindicato USO acusó hoy a la vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, de pretender "maquillar" su "fracaso" en la mediación con la dirección de Bridgestone en Bruselas recurriendo a sindicatos "afines" y "silenciando" voces críticas como la de esta formación sindical.

"La vicepresidenta ha venido de Bruselas cargada de buenas palabras y vacía de cualquier compromiso con la multinacional japonesa", aseveraron desde USO.

En un comunicado, recordaron que la reunión celebrada la semana pasada sirvió para que Bridgestone "ratifique" el cierre de la línea de CVR y el plan de inversiones para la planta de neumático agrícola que ya había sido anunciado en mayo de 2008.

"Lo demás han sido peticiones y deseos que no han tenido traducción a ningún compromiso. Exactamente la misma situación que existía previa a la reunión, es decir la desaparición de dos centenares de empleos en Puente San Miguel", manifestaron.

Desde USO achacaron a la "necesidad política de edulcorar una mediación que va camino de concluir en otro fracaso político" el hecho de que la vicepresidenta haya "eliminado" al sindicato USO de los contactos con el Comité de Empresa, "con la intención de garantizarse una reacción sindical sumisa y cómplice".

"Los sindicatos UGT y CC.OO, en un acto de servilismo político, cumpliendo el papel encomendado, han agradecido la gestión, vacía de resultados, de la vicepresidenta", expresaron, incidiendo en el papel del secretario del Comité, Luis Francisco Eguren, "miembro activo del PSOE", quien según USO "se ha prestado a utilizar al Comité de Empresa y al conjunto de los trabajadores de Bridgestone en esta farsa".

Por otra parte, USO consideró que la vicepresidenta "debería esforzarse en explicar el apoyo del Gobierno central a la planta de Bridgestone Burgos, con 3,6 millones en euros en ayudas que garantizan el empleo, a diferencia de la planta cántabra que sólo ha obtenido una gestión de buenas palabras y decenas de despidos".