Vidal de la Peña critica al Gobierno de Revilla y propone adelantar las elecciones

Martín y Vidal de la Peña
GOBIERNO
Publicado 31/12/2017 18:07:51CET

SANTANDER, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña, ha criticado los "sinsentidos" del Gobierno de Miguel Angel Revilla para con la empresa, se ha quejado de que "no nos reciben, ni quieren escucharnos", y se ha mostrado partidario de adelantar las elecciones, porque en su opinión, la actitud del bipartito es de dejar "pasar el tiempo".

En una entrevista a RNE recogida por Europa Press, Vidal de la Peña ha destacado que "no podemos seguir esperando" a que el Gobierno tome las riendas, por lo que la patronal ha decidido tomar la iniciativa y elaborar un plan de desarrollo para Cantabria.

"Entre que no nos reciben, que no quieren hablar con nosotros, que no quieren que participemos ni escucharnos, y además estamos por la labor de pasar el tiempo, pues ¿por qué no adelantamos las elecciones ya que estamos no?, esa sería una buena razón para empezar el año", ha dicho el presidente de la CEOE.

Para Vidal de la Peña, cuando el presidente, Miguel Angel Revilla, "dijo que si queríamos aportar en el Parlamento, que nos presentásemos a las elecciones", lo que quería decir "más bien, es miren ustedes, nos han dado un cheque en blanco por cuatro años y nos lo estamos gastando; el tiempo todavía no ha transcurrido, nos queda todavía año y medio que pasaremos como buenamente podamos".

"Ni esa es respuesta, ni esa es la forma, ni Cantabria es lo que se merece", ha señalado el presidente de la patronal, quien ha recalcado que "nuestra necesidad es más que suficiente como para adoptar medidas claras y concisas sobre cómo queremos que sea Cantabria y qué necesita para ello".

Para Vidal de la Peña, la reacción del Ejecutivo ante la fuga de empresas de Cataluña por la inestabilidad política, es "una prueba más de los sinsentidos de este Gobierno".

"No entiendo a este Gobierno", ha señalado. El máximo responsable de la CEOE ha explicado que la CEOE propuso una mesa de trabajo para establecer un marco en el cual cualquier empresa que quisiera salir de Cataluña tuviera las condiciones adecuadas para poder venir a Cantabria.

Según Vidal de la Peña, el Gobierno rechazó participar en la primera reunión, y a la segunda, incluso "prohibió a sus representantes acudir", y públicamente Revilla "llegó a decir que era una actitud de carroñeros". "No creo que las casi 3.000 empresas que se han ido de Cataluña tengan nada de carroñeras", ha apostillado.