La Consejería de Educación convoca 26 becas de formación para elaborar información tecnológica-educativa

Actualizado 02/02/2006 16:07:02 CET

TOLEDO, 02 Feb. (EUROPA PRESS)

La Consejería de Educación y Ciencia de Castilla-La Mancha ha convocado 26 becas de formación para la elaboración de informaciones tecnológico-educativas con el objetivo de promocionar y apoyar a los proyectos y a experiencias innovadoras que desarrollen la cualificación de los profesionales en el mundo productivo, con una duración de nueve meses y una dotación de 5.400 euros.

Según publicó hoy el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, las 26 becas se adjudicarán mediante concurso público en régimen de concurrencia competitiva para la formación en elaboración de informaciones tecnológico-educativas y la realización de prácticas en la Consejería de Educación, con un plazo establecido hasta el 17 de febrero de 2006.

Entre las acciones, destaca la formación especializada en la elaboración, difusión, distribución y evaluación en materia educativa y tecnológico-educativas.

Las becas, que comenzarán el próximo 3 de abril, se realizarán bajo la dirección y supervisión de un tutor y deberán reunir una titulación superior o técnica de la rama de la Administración e Informática.

La distribución de las becas se hará: cuatro a la Delegación Provincial de Educación y Ciencia de Albacete, a la Ciudad Real y a la de Toledo y dos a la de Cuenca y a la de Guadalajara y tres a la Secretaría General.

Además, se destinarán un becario a la Viceconsejería de Universidades y a la del Deporte; otro a la Dirección General de Igualdad y Calidad, de Personal Docente, de Coordinación y Política Educativa, de Ordenación Educativa y Formación Profesional y de Programas y Servicios Educativos.

Los becarios recibirán una dotación mensual de 600 euros hasta completar los 5.400 euros durante los nueve meses.

Estos deberán presentar la posesión del título de Técnicos Superior o Técnica Especialista que tiene que haber sido obtenido desde el inicio del curso 1998-1999; tener domicilio fiscal y estar empadronado en Castilla-La Mancha; ser demandante de empleo y no haber sido beneficiario de otras becas de la Consejería de Educación.

Los becarios realizarán su actividad sometidos a las directrices e instrucciones que dicte el Centro Directivo, así como bajo la supervisión del tutor correspondiente.