El 51,3 por ciento de las 130.000 empresas existentes en Castilla-La Mancha están formadas por autónomos

 

El 51,3 por ciento de las 130.000 empresas existentes en Castilla-La Mancha están formadas por autónomos

Presentación
FUNDACIÓN HORIZONTE XXII/EP
Actualizado 09/11/2011 21:36:46 CET

TOLEDO, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 51,3 por ciento de las 130.000 empresas existentes en Castilla-La Mancha están formadas por autónomos. Con más de 100 trabajadores sólo se encuentran 234 empresas en la región, según se desprende del Atlas del Tejido Empresarial de Castilla-La Mancha, un informe elaborado por la Fundación Horizonte XXII de Globalcaja.

La Fundación Horizonte XXII ha realizado este informe con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI), que ha encuestado a los responsables de 750 empresas castellano-manchegas segmentadas por provincias, por sectores y por categorías de tamaño empresarial. Paralelamente, se han obtenido datos del INE y el Instituto de Estadística de Castilla-La Mancha.

En la presentación del atlas han estado presentes el viceconsejero de Economía, Teodoro Martín; el presidente de la Fundación y de Globalcaja, Luís Díaz Zarco; el presidente de la Real Fundación, Fernando Ledesma; la directora general de Horizonte XXII, Ana Isabel López Casero; y el socio de Analistas Financieros Internacionales, José Antonio Herce.

Al evento han asistido la vicealcaldesa de Toledo, Paloma Heredero; la directora general de Formación del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha, Paloma Barredo; el director general de Incentivación empresarial, Comercio, Turismo y Artesanía; así como más de medio centenar de responsables de administraciones, instituciones, asociaciones empresariales, y agentes sociales.

Este informe, que ofrece una radiografía actual del tejido empresarial de Castilla-La Mancha, revela que Castilla-La Mancha había avanzado antes de la crisis creando empresas a un ritmo más elevado que la media española (32,6% de aumento entre 2000 y 2010 en la región frente a 26,8% en España), compensando en parte la menor densidad empresarial todavía existente respecto al conjunto (62,8 empresas por cada 1.000 habitantes en la región frente a 70 en España).

José Antonio Herce fue el encargado de presentar este informe, que se ha realizado sobre la base de una amplia encuesta al empresariado de la región llevada a cabo entre finales de 2010 y principios del presente año, ha dicho que todavía hoy, la predominancia de microempresas es abrumadora en la región, con el 90% de las empresas con asalariados constituido por unidades de menos de 10 trabajadores.

CONCENTRACIÓN DEL TEJIDO EMPRESARIAL

Según este informe, el tejido empresarial se concentra en las provincias de Toledo y Guadalajara (ambas reúnen el 44,5% de las empresas de la región), beneficiadas por su proximidad a los grandes ejes de comunicaciones que confluyen en la capital de España.

Además, estas dos provincias presentan una mayor especialización relativa en las actividades primarias y de la construcción, a pesar del fuerte ajuste de este sector. También adolecen de intensidad tecnológica medio-baja y de excesiva orientación local hacia ámbitos de demanda madura y poco dinámica.

Sobre la base de esta estructura de tamaño empresarial, sin duda débil, se conforma, sin embargo un variado mosaico de capacidades empresariales que parten de otra realidad: empresarios y empresarias de vocación familiar (el 71,6% de las microempresas y el 67,7% de las restantes) con trayectorias profesionales centradas en su propia aventura empresarial desde el principio y, especialmente, en su entorno local.

Empresarios y empresarias de una edad media de 47 años, con una experiencia media de unos 18 años, el 81,7% de los cuales son hombres (el 90,9% en las empresas de 10 y más trabajadores. El 21,9% del empresariado tiene formación universitaria y un conocimiento mediano de idiomas

Una buena mitad del empresariado de Castilla-La Mancha pertenece a asociaciones empresariales de ámbito local o regional, en las que encuentran la defensa de sus intereses y una oferta de servicios adecuada a sus necesidades.

En general, opinan que los trámites administrativos son abrumadores, pero estiman que las infraestructuras y grandes equipamientos para la actividad empresarial existentes en la región son bastante satisfactorios. Echan en falta, no obstante, mejores instalaciones empresariales en los polígonos industriales, una mayor oferta de recursos humanos especializados y mecanismos de financiación más diversificados.

Uno de los rasgos más característicos de la actividad de las empresas castellano-manchegas es la reducida relevancia de las actividades de internacionalización y de I+D. Las empresas de la región, apenas exportan, en su conjunto, el 3,5% de su facturación, mientras que el gasto en I+D representa el 1,6% de la facturación de empresas con asalariados, con apenas un 22% de las empresas que realizan este tipo de actividades.

ESTRATEGIAS DE CRECIMIENTO

Pocas empresas abrigan en estos momentos estrategias de crecimiento (un 31,3% de las de 10 y más trabajadores y un 23,8% de las de menos de 10 trabajadores), fundamentalmente con recursos propios, mientras que la cooperación empresarial sigue siendo escasa (el 12,3% del empresariado) y reducida a los ámbitos comercial y, a mayor distancia, de la innovación.

Las empresas de Castilla-La Mancha ven en sus clientes, gama de servicios y recursos humanos sus principales fortalezas, pero admiten que su estructura de capital y su base tecnológica son claras debilidades, incluso su localización geográfica en el caso de las microempresas. Se ven, en general, claramente amenazadas por los competidores y por el grave entorno financiero.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies