'Acampada Cuenca', única concentración de "indignados" que permanece en C-LM

Concentración Toledo 15M
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 19:52:44 CET

CUENCA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La 'Acampada Cuenca', que permanece en la plaza de San Esteban de la ciudad de las Casas Colgadas, es a esta hora la única concentración de "indignados" que permanece en Castilla-La Mancha.

En las pancartas se pueden leer lemas como "No nos moverán" "Banqueros culpables de la crisis" o "No somos mercancía en manos de políticos o banqueros".

Miembros de Acampada Cuenca han confirmado a Europa Press, que mantendrán su acampada de forma indefinida. Aseguran que el hecho de ser la "última acampada de la región no quiere decir que el movimiento haya 'reculado' en las demás ciudades", ha significado Mikel Simón.

"En cada ciudad el colectivo humano y sus circunstancias son diferentes, en Cuenca estamos con mucho ánimo y mucha organización, creciendo un poco más y en otras ciudades han decidido tomar la lucha con otras fórmulas", ha explicado.

'Acampada Cuenca' seguirá celebrando asambleas todos los días a las 20.30 horas en San Esteban, como ya han realizado en las últimas semanas. Además, cada viernes esas reuniones se celebrarán en diferentes puntos de la ciudad, a fin de que el movimiento llegue a los barrios.

Desde 'Acampada Cuenca' insisten en que representan el sentir de gran parte de los conquenses y permanecerán acampados.

Además, el movimiento 15M en Cuenca ha mostrado su solidaridad con los 'acampados' de Lleida y Barcelona que fueron desalojados el pasado viernes.

Durante el fin de semana han realizado marchas en apoyo a los miembros de las acampadas de las dos ciudades catalanas y aunque en Cuenca consideran que "han sido hechos puntuales", afirman que "han evidenciado que el Gobierno y las autoridades no entienden qué es esto". También sostienen que estos hechos han "animado" a la gente para seguir movilizándose.

Los acampados de Cuenca han confirmado que nadie les ha manifestado la intención o voluntad de desalojarlos de San Esteban. En caso de que lo hagan, han dicho, su postura será pacífica.