El acusado de apuñalar a su pareja dice que lo hizo por su hija

 

El acusado de apuñalar a su pareja dice que lo hizo por su hija

Foto Jucio Guadalajara Mia
Foto: EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 16/01/2015 19:16:06 CET

GUADALAJARA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El acusado de apuñalar a su pareja en una travesía de la calle Mayor de Guadalajara delante de la hija de ambos en verano de 2013 con un cuchillo de cocina y causarle algunas secuelas y cicatrices ha alegado, entre sollozos, en el juicio celebrado este viernes en la Audiencia que todo lo que ha hecho "ha sido por la niña".

   Esposado y custodiado por la Policía, L.D.M. en su declaración en la Sala en la que se le ha juzgado de un delito de asesinato en grado de tentativa, el acusado ha dicho que estaba muy arrepentido, ha pedido perdón a la víctima, a la hija y a todos. "Sólo quería ver a mi hija", ha señalado.

   Los hechos que se han juzgado en la Audiencia de Guadalajara y que han quedado vistos para sentencia datan de agosto de 2013, en que el procesado, con un cuchillo de cocina de unos 14 centímetros asaltó a la víctima cuando salía de una zapatería y le propinó una docena de puñaladas por las que ha sufrido algunas secuelas y cicatrices y casi pierde la vida.

   La Fiscalía, que pedía para el acusado 14 años de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa y otros once meses más por haberse saltado la medida cautelar que tenía de no acercarse a la víctima tras una denuncia presentada por ésta, ha elevado a definitiva su petición de pena, como también lo ha hecho la acusación particular.

   Ambas partes han insistido también en la necesidad de retirar al acusado la patria potestad sobre la hija, que hoy tiene algo más de cuatro años, mientras la defensa ha modificado su petición de pena que ha elevado al reconocimiento de homicidio no por la intencionalidad de su defendido sino por las consecuencias de los actos.

   Según el abogado del detenido, la víctima "esperaba el ataque", a la par que ha tratado de convencer de que el acusado actuó como lo hizo en un momento de "arrebato y obcecación" porque la que fuera su pareja le había dicho que se iba a llevar a la niña a América, entre otras razones.

   Por contra, el Ministerio Fiscal ha justificado su petición de pena por asesinato en que fue un ataque sorpresivo por parte del acusado hacia la víctima, es decir, por la espalda, sin que ésta pudiera defenderse, asegurando que la intención de matar quedaba sobradamente acreditada no sólo con la declaración de la víctima sino con las de algunos testigos y en base a informes.

   A ello, la acusación particular también ha hecho hincapié en la incapacidad de la víctima de defenderse cuando fue atacada por el agresor y su pareja durante algunos años.

SOLO QUERÍA ASUSTARLA

   Por lo que respecta al propio acusado, en su declaración inicial, antes de finalizar el juicio, ha dicho no recordar lo que había hecho desde que cogió el cuchillo del coche, pero sí ha manifestado que sólo quería asustarla, y "si la asustaba con el cuchillo tal vez me diera el pasaporte" (de la niña), que él quería para llevársela a Rumanía, de donde son.

   Tras prestar declaración el acusado, que se encuentra en prisión preventiva desde que ocurrieran los hechos, ha declarado la víctima, que ha querido hacerlo sin ser vista ni ver a su agresor, de ahí que se haya facilitado una pantalla móvil que la tapaba aunque si se la oía ya que estaba a un lado de la sala.

   Ella ha relatado que fue abordada por él por la espalda y que le apretó bastante el cuello y "casi no podía respirar". "Le conocí por el olor y porque me susurró al oído", ha explicado.

   "No tenía aire, luego sentí un pinchazo en el cuello, calor, no podía respirar", ha declarado, negando algunas de las afirmaciones de su agresor y añadiendo que a raíz de estos hechos, su hija no se encontraba bien y que se refería su padre no como tal sino por el nombre.

   También ha reconocido temer por su vida y la de su hija ya que él le había advertido, no directamente, sino que le había llegado a través de familiares, que le iba a matar.

   Este juicio estaba previsto para el mes de diciembre pasado pero quedó aplazado hasta este viernes 16 de enero por incomparecencia de varios de los testigos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies