El acusado de atropellar a tres personas asegura que no recuerda nada

 

El acusado de atropellar a tres personas asegura que no recuerda nada

Actualizado 21/02/2012 15:01:42 CET

CIUDAD REAL, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un hombre identificado por las iniciales J.V.C.C. ha señalado este martes que no recuerda haber atropellado y herido a tres personas en unos hechos ocurridos en el centro de Ciudad Real capital en la madrugada del 15 de mayo de 2010.

En el juicio, que se ha iniciado en la Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real, por su parte, un policía local que actuó tras el incidente, ha señalado que el acusado, en aquel momento, sí reconoció que había provocado el accidente.

El fiscal pide para esta persona 30 años por tres delitos de asesinato en grado de tentativa, mientras la defensa solicita una pena máxima de un año por un delito de lesiones.

El hombre ha aceptado que, en la madrugada del 15 de mayo de 2010 se encontraban en un local de copas y comenzó una discusión con dos hermanos por el precio de medio gramo de cocaína.

Ha explicado que la discusión fue a más y que el dueño de local tuvo que intervenir para separarles e hizo que salieran del local los dos hermanos, mientras que el permaneció allí un tiempo más.

Luego, según ha declarado, el propio dueño le acompañó a su vehículo, que estaba aparcado en las cercanías, al que se dirigió con un amigo, con el que estaba esa noche.

A partir de ahí, sobre las 7.30 horas, el hombre no ha recordado qué hizo y si condujo hacía la calle de la discoteca y atropelló a las tres personas, uno de los hermanos, una chica que estaba en local de copas, pero que no tenía nada que ver con la pelea previa, y a un joven que iba a coger su coche para ir a su trabajo.

Ha explicado que iba afectado por el alcohol y las drogas, pero que no vio a nadie por la calle.

Durante la primera sesión del juicio, uno de los policías locales que actuó en el caso ha señalado que el hombre, que dio positivo en el control de alcoholemia, aunque no presentaba una modificación sustancial de su consciencia, le reconoció que si había atropellado a estas personas.

Según su testimonio, le espetó que, dado que el enfrentamiento con los hermanos iba a ser inevitable, "mejor que lloren sus padres que no que lloren los míos".

El acusado había acumulado tres sentencias condenatorias, la última de ellas, pocos días antes del atropello, por un delito de robo fuerza, por el que fue condenado a dos meses.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies