Uno de los acusados de calcinar un coche de un policía reconoce que lo hizo

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Uno de los acusados de calcinar un coche de un policía reconoce que lo hizo

Actualizado 16/11/2016 14:30:34 CET

TOLEDO, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

J.J.M., uno de los dos acusados de calcinar el vehículo de un agente del Cuerpo Nacional de Policía, fuego que generó humo en la vivienda familiar del policía donde dormían él, su mujer y su hija de tres años, en la localidad toledana de Calera y Chozas, ha reconocido que él quemó el coche porque estaba "borracho" y que no sabía que pertenecía a un policía.

Durante la vista oral que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Toledo, J.J.M. ha explicado que la noche de los hechos --el 8 de junio de 2014-- "estuvo de borrachera" con J.P.M.G. y que consumió "cocaína, pastillas y cannabis". Ha reconocido que esa noche quemó un coche pero que él no sabía que pertenecía a un policía y ha asegurado que cuando provocó el incendio no tenía intención de que el humo se extendiera al resto de la vivienda.

Además, ha negado que quemara el coche por una venganza personal y ha relatado que, aunque él es vecino de Calera y Chozas, "no conoce de nada" al policía dueño del vehículo calcinado y que éste nunca le ha detenido. También ha dicho que no se acuerda de que J.P.M.G. se quedara tirado esa noche entre unos contenedores inconsciente y borracho.

De su lado, el otro procesado, J.P.M.G., ha manifestado que J.J.M. nunca le dijo que fuera a quemar el coche de P.S.F., el agente de policía, y ha negado que esa noche ambos dos se acercaran a la casa de la víctima. Sí que ha apuntado que el día de los hechos había ingerido gran cantidad de alcohol, cocaína y tranquimazin porque era el cumpleaños de la pareja de J.J.M.

Ha reconocido que estuvieron deambulando por las calles del pueblo pero niega que él calcinara el coche del policía. No obstante, sí ha dicho que vio a J.J.M. dirigirse a un contenedor y coger papel y cartones, pero que no le vio prender fuego al coche. Además, ha destacado que el policía dueño del vehículo no pudo verle salir corriendo del lugar de los hechos porque él no estaba allí ya que esa noche se quedó tirado inconsciente entre unos contenedores y posteriormente regresó a su casa a dormir y al día siguiente hizo "vida normal".

También ha explicado que el día 8 de junio no escuchó a J.J.M. decir a P.S.F. que iba a quemarle junto a su hija dentro de su casa y ha negado que él le haya dicho a este policía "maricón de mierda, cabrón y chivato". Ha afirmado que no tiene nada en contra de la víctima y ha negado que haya dicho en alguna ocasión al suegro del policía, vecino suyo, que no iba a ver a su nieta vestida de comunión y que haya tenido problemas con él.

Ha indicado que reside en Calera y Chozas desde hace 48 años y que se enteró de lo sucedido al día siguiente. Igualmente, ha aseverado que la Guardia Civil le detuvo por un delito de amenazas a una menor, algo que ha negado que hiciera, al tiempo que ha indicado que no tiene antecedentes penales, que "jamás" ha sido detenido por el P.S.F, que sabía "más o menos" donde vivía y que "jamás" ha pretendido quemar su vehículo.

(Habrá ampliación)

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies