La agencia Fitch Ratings advierte de que se pueden producir nuevos recortes de empleo en la construcción en C-LM

 

La agencia Fitch Ratings advierte de que se pueden producir nuevos recortes de empleo en la construcción en C-LM

Actualizado 10/06/2009 21:29:09 CET

LONDRES/TOLEDO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El deterioro de la economía española continuará afectando negativamente al empleo durante el resto de 2009, aunque la intensidad de este impacto variará entre las diferentes comunidades autónomas (CCAA), ya que será más acusado en aquellas regiones que experimentaron en su momento una rápida creación de empleo en los sectores de la construcción, el comercio y la hostelería, según pronostica la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings. En dicho informe indica que en el caso de Castilla-La Mancha existe aún margen para que se produzcan nuevos recortes de empleo en la construcción.

"Aunque el incremento del desempleo es un problema compartido con otros países golpeados por la crisis económica, España cuenta con problemas propios en la estructura de su mercado laboral que se han combinado para empeorar la situación", señala Fitch en un informe que analiza el mercado laboral español.

En este sentido, la agencia destaca la gran dependencia de la economía española del sector de la construcción, que sufre una severa corrección y se caracteriza por el carácter intensivo de su mercado laboral, así como la elevada tasa de temporalidad de los contratos en España.

De este modo, el analista de Fitch, Guilhem Costes, prevé que las próximas encuestas del mercado laboral probablemente indicarán más pérdidas de puestos de trabajo tanto por el ajuste del sector de la construcción como por la intensificación del efecto contagio en los subsectores de manufacturas y servicios.

Asimismo, advierte del riesgo derivado de que la crisis económica en el Norte pueda afectar al sector turístico español, incrementando la pérdida de empleos.

A este respecto, la agencia recuerda que los organismos internacionales han revisado al alza sus estimaciones de paro en España. De hecho, la Comisión Europea pronostica una tasa de paro del 17,3% en 2009 y del 20,5% en 2010, mientras que el FMI auguró en abril un desempleo del 17,7% este año y del 19,3% en 2010.

Por otro lado, Fitch advierte de que la destrucción de empleo y el incremento del paro afectan de manera directa al equilibrio financiero de las CCAA, ya que la caída de los ingresos disponibles de los hogares lastra el consumo y, de este modo, la recaudación del IVA y de impuestos indirectos, al mismo tiempo que también se reducen los ingresos a través de los impuestos sobre la renta.

Asimismo, las regiones se enfrentan a presiones para incrementar los fondos de políticas para promover el empleo y combatir la pobreza.

No obstante, el informe de Fitch observa diferencias en la evolución del mercado laboral entre las regiones españolas atendiendo a la diversificación de sus economías, así como al peso en la creación de empleo durante el periodo 2001-2007 de los sectores más afectados por la crisis en la actualidad.

De este modo, la agencia apunta que el mercado laboral en Cataluña mantiene una solidez general, a pesar de que los sectores vinculados a las manufacturas, el comercio y la hostelería podrían deteriorarse en 2009.

Asimismo, en el caso de Madrid, Fitch pronostica una mayor estabilidad en la tendencia del empleo respecto al conjunto del país, mientras que en el País Vasco observa menos posibilidades de un "fuerte ajuste" pese a que algunas actividades industriales pudieran recortar empleos en 2009.

Por contra, el análisis de la agencia señala que Andalucia podría sufrir a medio plazo un ajuste en los sectores vinculados al turismo, así como el contagio a otros sectores de los efectos de la reducción de empleos en la construcción.

En el caso de Castilla-La Mancha, Fitch advierte de que existe aún margen para que se produzcan nuevos recortes de empleo en la construcción, algo que también aplica a la Comunidad Valenciana, mientras que para la región de Murcia, aparte del ajuste de la construcción también podría registrarse un año negativo en lo que se refiere al empleo en el sector turístico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies