Agencia Tributaria C-LM descubre más de 1.400 kilos de tabaco de contrabando en Valdemoro

Tabaco
AGENCIA TRIBUTARIA
Actualizado 06/02/2018 10:30:38 CET

TOLEDO, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Castilla-La Mancha han detectado más de 1.400 kilogramos de tabaco de contrabando en una nave industrial en Valdemoro (Madrid), lo que ha llevado a la detención de tres personas de nacionalidad rumana que vendían el tabaco en Internet a través de un conocido portal de venta entre particulares.

Según ha informado la Agencia Tributaria, la operación --denominada 'Hobo'-- se inició en septiembre de 2017 cuando funcionarios de vigilancia aduanera de la Agencia Tributaria en Castilla-La Mancha, investigando ventas de picadura de tabaco por Internet, detectaron una nave en Valdemoro en la cual se preparaban paquetes de distinto peso que se distribuían por empresas de transporte. La distribución se hacía atendiendo a pedidos de particulares a través teléfonos anunciados en un portal de ventas por Internet.

Las vigilancias realizadas permiten deducir que en la nave trabajaban al menos cuatro personas en la fabricación, empaquetado y expedición de las labores de tabaco, con un volumen de salidas diario de 20 a 50 cajas diarias de paquetes de un kilo. Los investigadores de la Agencia Tributaria ya advirtieron entonces la posibilidad de que se estuviera cometiendo delitos de contrabando y delito fiscal en materia de impuestos especiales.

El 22 de enero se solicita del Juzgado de Guardia de Valdemoro autorización de entrada y registro en la nave. En el registro, realizado ese mismo día, se intervienen 1.120 kilos de hoja de tabaco troceada, 328 kilos de picadura a granel embolsada y empaquetada, cuatro mesas picadoras, una picadora manual, dos básculas y 1.705 euros en efectivo. En la nave se encuentra a cuatro personas trabajando.

VENTA POR INTERNET

Los detenidos fabricaban sus propias labores de tabaco y las vendían a los consumidores finales a través de Internet y de empresas de mensajería. Se publicitaban con distintos nombres, numerosos teléfonos y continuas renovaciones en un portal gratuito de anuncios de ventas entre particulares, con el objeto de aparentar no ser una organización.

Los potenciales clientes contactaban por mensajes de teléfono móvil y recibían sus pedidos por mensajería contra reembolso, a un precio muy inferior al de las clases similares en expendedurías autorizadas.

PÉSIMAS CONDICIONES SANITARIAS

Además de los delitos cometidos, destaca que los detenidos publicitaban su producto como natural, pero infringían todas las normas de control sanitario, trazabilidad, etiquetado y todas las encaminadas a garantizar la salud pública y prevenir el tabaquismo.

Las hojas de tabaco fraccionadas, de procedencia y tratamientos desconocidos, se almacenaban sin mayor cuidado en el propio suelo de la nave, de donde pasaban directamente a las picadoras y a unas bolsas sin etiqueta alguna. A pesar de la precariedad de su infraestructura, en menos de cuatro meses los detenidos habían vendido labores de tabaco por un valor de más de un millón de euros.

Actualmente continúan las investigaciones para averiguar todos los hechos y la identidad de otras personas responsables, pues se trabaja con la hipótesis de que los detenidos son una célula de una organización mucho mayor dedicada a esta actividad.

La investigación de actividades ilegales cometidas a través de Internet es un reto para los organismos de lucha contra el fraude. En este caso se ha podido actuar contra una organización dedicada al contrabando de tabaco a través de Internet, tipología que se ha multiplicado en los últimos tiempos y que constituye una prioridad para la Agencia Tributaria, que destina cada vez más recursos tecnológicos y humanos para atacar estas prácticas.