Alcalde de Campillo de Ranas dice que la localidad "sigue siendo un icono para el colectivo gay"

ORGULLO
ORGULLO
Actualizado 02/07/2017 15:04:21 CET

GUADALAJARA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde Campillo de Ranas (Guadalajara), Francisco Maroto, uno de los primeros en declarar públicamente su homosexualidad y que casaría en su pueblo a las parejas del mismo sexo que quisieran, ha manifestado que el municipio "sigue siendo un icono para el colectivo gay".

"Yo, si me caso algún día, será en Campillo de Ranas", le han muchas parejas homosexuales durante años a este apicultor de profesión y regidor desde hace 18 años de este pueblo de la Arquitectura Negra, que es conocido mundialmente por ser referente en la celebración de bodas entre personas del mismo sexo.

En una entrevista a Europa Press, Maroto, que ha participado activamente en la fiesta mundial del Orgullo Gay estos días, y que precisamente poco antes de la legalización el 3 de julio de 2005 de los matrimonios entre personas del mismo sexo en España se postulaba a favor de la celebración de bodas gays en su pueblo cuando otros alcaldes se declaraban objetores conciencia, dice que la situación hoy está "muy normalizada aunque queden cosillas".

Y también sabe que si las parejas van a casarse a Campillo es, entre otras cosas, porque "siempre te sientes más acogido si quien te casa es una persona que es del colectivo, eso está claro", apostilla este regidor.

En todo caso, opina que los movimientos y grupos LGTBI tienen que "seguir llorando y existiendo" para defender sus derechos. Uno de los hándicap que en su opinión está pendiente es el de la adopción, una cuestión "aún tabú" ante la realidad de que haya niños detrás, pero que cree que debe verse porque las adopciones "se siguen haciendo monoparentales porque es mucho más fácil".

En ese camino por recorrer también considera que les queda más a las mujeres porque "nosotros hemos salido antes del armario", y porque en su opinión, aún es un colectivo "mucho más discriminado".

Maroto fue una de las personas que estuvo el pasado miércoles en la recepción que ofreció el Ayuntamiento de Madrid con motivo de WorldPride, y según este alcalde "la propia alcaldesa me dijo: tú fuiste el que iniciaste todo", afirma.

Hoy se muestra optimista con lo conseguido y aunque reconoce que cuanto más visible sea el colectivo aparecerán más problemas, ve que se ha evolucionado tras recordar como en las primeras fiestas del Orgullo Gay apenas iban unas decenas de personas.

"Siempre digo que cuando alguien público se hace visible tiene más trascendencia, a nivel nacional e internacional también", afirma Maroto, orgulloso de haber sido una de las primeras personas públicas en declarar su homosexualidad", y después, de dar el 'si, quiero' .

Actualmente, en este pequeño municipio de la Arquitectura Negra de Guadalajara, que comenzó a ser conocido precisamente en todo el mundo por la celebración de las bodas 'Arcoiris', estos matrimonios apenas representan ya el 10%, algo que ve "lógico", entre otras cosas porque es algo más normalizado y "natural".

En todo caso, este pueblo sigue siendo "referente" de bodas no solo gays sino temáticas --durante los fines de semana hay días que dos y tres--. De hecho, su población fija es de unas 200 personas pero la flotante puede llegar al millar; hoy vive mayoritariamente del turismo, un atractivo que combinan por la singularidad de esta propia comarca con la celebración de eventos que atraen cientos de personas, "y por tanto, desarrollo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies