El alcalde de Guadalajara se compromete a corregir cuanto antes las deficiencias del nuevo albergue canino

Actualizado 05/07/2007 21:29:37 CET

GUADALAJARA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, se comprometió hoy a tratar de corregir, a la mayor brevedad posible, las deficiencias que presenta el nuevo albergue canino con el fin de inaugurarlo cuanto antes.

Así lo ha manifestó durante la visita que realizó hoy a las instalaciones, situadas en la Finca del Serranillo. El alcalde estuvo acompañado de los concejales de Medio Ambiente y Obras, Lorenzo Robisco y Jaime Carnicero, de técnicos municipales y de la presidenta de la Asociación "La Camada", Ascensión Moranchel.

Román destacó los problemas que presentan las instalaciones, dado que, entre otros aspectos, la fosa séptica está cediendo, las puertas están mal instaladas, han aparecido goteras y humedades, y algunos grifos están estropeados.

Hasta que dichas deficiencias no sean subsanadas, el Ayuntamiento de Guadalajara no podrá proceder a la recepción de las obras, por lo que se están teniendo contactos con la empresa adjudicataria.

En estos momentos, el nuevo albergue canino acoge a unos 50 perros, mientras los setenta restantes permanecen, junto a unos sesenta gatos, en el centro de acogida de animales situado junto al zoo municipal.

Los 50 perros de las nuevas instalaciones son los mismos que han tenido que vivir durante diez meses --cuando en principio el plazo era de tres--, en condiciones lamentables, en las antiguas naves de Cespa. El resto de los animales no se trasladarán al nuevo albergue hasta que se subsanen todas las deficiencias que presenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies