La alcaldesa de Ciudad Real promete gobernar "con la mano tendida" a la oposición "por el bien de la ciudad"

Rosa Romero
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 16:29:59 CET

CIUDAD REAL, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, se ha comprometido este sábado, durante el discurso de su toma de posesión, a gobernar "con la mano tendida" a los dos grupos de la oposición --PSOE e IU-- en beneficio de la ciudadanía, al tiempo que ha pedido a los nuevos concejales "responsabilidad y altura de miras para que ésta sea una legislatura lo más fructífera posible para los ciudadanos, que son quienes deben prevalecer".

Romero, que ha sido investida alcaldesa tras obtener los 15 votos de su partido, ha apostado por el empleo, el crecimiento y la cohesión social como pilares de una gestión que estará marcada por "la austeridad, la transparencia, la eficacia y la lealtad institucional".

Tras recibir el bastón de mando, la medalla y la insignia de la ciudad, Rosa Romero --que se ha mostrado emocionada y agradecida a los ciudadrealeños por su apoyo-- ha recordado que los ayuntamientos son una "institución básica para el funcionamiento del Estado", y ha abogado porque, en un momento de crisis como el actual, "se definan mejor las competencias municipales para evitar duplicidades de servicio" y "que se diseñe un nuevo plan de financiación local".

ELIMINAR LO SUPERFLUO

En este sentido, la primera edil ciudadrealeña, que se ha comprometido a ejercer su cargo desde la dedicación y la ambición de conseguir lo mejor para los ciudadanos, ha apostado por un "gobierno austero" que gestione con eficacia "y que esté a la altura de los ciudadanos, dando respuesta a sus demandas, eliminando lo superfluo sin dejar de prestar ayuda a los que más lo necesiten" y facilitando la creación de empleo con el apoyo a las empresas.

Finalmente, y tras afirmar que cree en Ciudad Real, en su futuro y en sus gentes, y destacar la honestidad y preparación de su equipo de concejales, ha propuesto un modelo de gobierno en coalición con la sociedad ciudadrealeña, "para remar todos en la misma dirección, hacia un futuro mejor para la ciudad", futuro para el que se ha mostrado convencida de que contará con el apoyo de la presidenta electa de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.