Alonso (PSOE) denuncia en el Congreso que destilerías francesas producen de forma irregular alcohol de uso de boca

Alejandro Alonso
PSOE/EP
Actualizado 04/03/2011 14:47:23 CET

TOLEDO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El diputado nacional socialista Alejandro Alonso ha denunciado ante el Congreso de los Diputados una práctica "irregular" que están llevando a cabo algunas destilerías francesas, que están elaborando alcohol de uso de boca a partir de subproductos, algo que es "ilegal".

En rueda de prensa, Alonso ha explicado que para acabar con esta práctica, que sin duda perjudica al sector económico y social más importante de Castilla-La Mancha, como es el vitivinícola, ha presentando una Proposición no de Ley ante la Mesa del Congreso, con la que pretende "denunciar una situación irregular grave".

El también portavoz socialista de la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados ha indicado que el reglamento europeo impide que esos subproductos de la uva se usen para elaborar alcohol de uso de boca, como están haciendo algunas destilerías del país vecino, pues deben ser destinados a la creación de bioetanol.

Y es que, Alonso ha resaltado que la mayor parte de los entre 7 y 9 millones de hectolitros de vino para alcohol de uso de boca que se producen en España proceden de Castilla-La Mancha, y ha alertado de que estas prácticas podrían poner en riesgo el futuro de una gran parte de la producción, no solo regional, sino nacional.

Con esta PNL el diputado nacional socialista también pretende alertar de que el hecho de que Francia esté incumpliendo la reglamentación europea podría provocar la bajada de los precios de los destilados, lo que perjudicaría a un gran número de productores.

"Hemos decidido dar a este asunto una dimensión política, sabiendo que Francia lidera la normativa europea en materia de vino", ha indicado Alonso, que ha añadido que fue el Gobierno regional, y las Asociaciones Españolas y Europeas de Destiladores (ADEVIN y CEDIVI), las que le pusieron en conocimiento de estas prácticas.

Es por ello, que por medio de la PNL, el PSOE intenta pedir al Congreso de los Diputados, que a su vez inste al Gobierno de España a denunciar ante la Unión Europea el incumplimiento por parte de los destiladores franceses de la reglamentación comunitaria; y a utilizar para ello los instrumentos jurídicos y políticos necesarios para impedir que continúe esta situación.