Antiguos trabajadores del Hospital del Tórax Los Llanos de Albacete rememorarán 70 años de su vida

 

Antiguos trabajadores del Hospital del Tórax Los Llanos de Albacete rememorarán 70 años de su vida

Publicado 15/04/2017 12:02:57CET

ALBACETE, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Profesionales sanitarios y trabajadores en general del primer hospital de Albacete, el antiguo Hospital General de Enfermedades del Tórax Nuestra Señora de Los Llanos --entre ellos, fontaneros, cocineros, celadores, auxiliares, enfermeras y médicos--, celebrarán el próximo 22 de abril un encuentro de hermandad para conmemorar los 70 años de historia de este centro, que fue primero Antituberculoso, posteriormente un referente de enfermedades del tórax y que, tras echar el cierre en 1997, después de 50 años de vida, finalmente fue demolido en 2005.

El neumólogo del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, CHUA, Jesús Martínez-Moratalla Rovira, coordinador del encuentro, ha explicado a Europa Press que la idea de este evento, además de reunir a antiguos compañeros para compartir momentos de hermandad, es que sirva también "como punto de apoyo para iniciar y recuperar la memoria del hospital".

El médico ha lamentado que las generaciones jóvenes no conozcan la existencia del que fue el primer hospital de Albacete por lo que, entre sus proyectos, figura el que con las fotografías y anecdotarios que faciliten los compañeros tras el encuentro "esto cristalice en una base de datos para escribir toda su historia".

Martínez-Moratalla ha explicado que el Hospital Los Llanos, ubicado en la carretera de Ayora, en el paraje denominado Cerro Sancho, en un espacio de ocho hectáreas a escasos kilómetros de la ciudad, era un hospital de crónicos, con estancias prolongadas, y donde muchos trabajadores residían en él, por lo que la comunicación entre los propios trabajadores y con los pacientes fue muy especial, trascendiendo incluso del plano puramente profesional. "Era como una gran familia", ha asegurado este especialista en Neumología que trabajó en él durante doce años.

PRIMERO ANTITUBERCULOSO

Se inauguró, en 1947, en plena posguerra española, con un alto índice de tuberculosis y muertes y las estancias eran largas; "no había fármacos eficaces y el tratamiento era el reposo, aire sano, el calcio y la alimentación". A nivel estatal, explica el doctor, surgió el Patronato Nacional Antituberculoso y surgieron en muchas ciudades hospitales Antituberculosos como el de Albacete.

Después pasó al Insalud; la incidencia de tuberculosis, a raíz de la aparición de fármacos empezó a controlarse, y se convirtió en hospital de enfermedades del tórax. Era cardiorrespiratorio, y abordaba enfermedades como asma, bronquitis, neumonías, cáncer. En los años 60, hubo cirugía cardiaca y de tórax. Luego, se cerró y en 2005 se derrumbó.

Martínez-Moratalla ha rememorado a facultativos como Anselmo Martínez Cuervo, que fue uno de los directores; al que fuera jefe del servicio de neumología, Antonio Molina Tomás y otros médicos como Santiago Sáez Lorite, Juan Ramón Martínez, Nicolás Jiménez; o especialistas en cardiología, Agustín Lorenzo Alfaro y Juan Antonio Martínez.

"Por el carisma de la enfermedad, su contagio, no había mucha gente que quisiera trabajar en él; muchos enfermos se quedaron después trabajando; de ahí surgieron también noviazgos, parejas". Las enfermeras eran Hermanas de la congregación Mercedarias de la Caridad, Hermanas de la Merced. Todos ellos trabajaron en un centro con capacidad para 400 pacientes. "Visto desde arriba tenía forma de avión; con dos alas, una parte central y tres plantas".

OTROS USOS

En 2005, "las autoridades decidieron derribar el edificio". El neumólogo ha asegurado que Albacete es de las pocas ciudades que ha tenido hospital de tórax que se haya derribado. "Antes de su derrumbe se habían hecho obras de rehabilitación, en las cocinas, en las plantas". Para este profesional de la medicina, no está justificada su demolición. "Puede haber muchas ideas, y el edificio, que cumplía lo diseños arquitectónicos y tenía una condiciones muy determinadas, perfectamente se podía haber enfocado para otros usos", ha manifestado el especialista.

Ha explicado que era un edificio "impresionante", y que "es una pena que las generaciones jóvenes no conozcan una parte de la historia de la medicina de la ciudad que sería patrimonio histórico. Para llegar a tener una cosa cien años antes debe cumplir 70", ha matizado el coordinador del encuentro.

Recuerda algunas anécdotas como que "salían soluciones más por iniciativas personales que por medios", y cómo era de especial la comunicación y relación con los pacientes, "hasta el punto de que en muchas guardias los médicos jugaban a las cartas con los pacientes; por deferencia y no querer discriminar, los doctores no se ponían mascarillas para jugar con ellos, para no marcar distancias".

El 14 de abril cumplirá 20 años de su cierre, y pocos días después, los trabajadores que formaron parte de su historia, recordaran sus vivencias y años de ejercicio en un hospital que llegó a ser referencia para otras ciudades y provincias, como Murcia, Alicante y muchas zonas de Castilla-La Mancha.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies